Valve va a añadir una nueva característica a su Steam VR llamada Motion Smoothing para que más usuarios puedan jugar a títulos de realidad virtual. Se trata de una técnica similar a la de muchos televisores, que la compañía de Gabe Newell asegura que ha conseguido mejorar. Esta tecnología se encuentra en fase beta.

“Los televisores aplican el suavizado interpolando fotogramas para crear un fotograma intermedio. Esto suaviza el movimiento y aumenta la tasa de fotogramas, pero también empeora la latencia. En un televisor se puede tolerar, pero no en la realidad virtual VR”, explican desde Valve.

Cuando Steam VR detecta que un juego o aplicación va a sufrir una caída de fotogramas se activa el suavizado de movimiento. La plataforma examina los dos últimos fotogramas mostrados correctamente, estima el movimiento, la animación y lo extrapola para crear un nuevo fotograma. Valve asegura que de esta forma se puede mantener una tasa de 90Hz sin tirones. Cabe destacar que las Oculus Rift se sirven de una técnica similar llamada Asyncrhonous Reprojection.

Por ahora sólo existe una versión beta del Motion Smoothing que funciona en Windows 10 con gráficas de Nvidia.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre