Plok es una de esas joyas ocultas de SNES. Un plataformas colorido, original y desafiante; que por desgracia surgió en el peor momento posible. En 1993 había un exceso de juegos del género, muchas empresas probaron suerte creando nuevas mascotas para protagonizarlos. Según sus creadores, los hermanos Pickford, Bubsy the bobcat fue la gota que colmó el vaso, el mercado estaba saturado y terminó por eclipsar a Plok.

Los hermanos Ste y John Pickford empezaron a gestar Plok a finales de los 80, pensado originalmente como un juego de recreativa llamado Fleapit que acabó siendo cancelado. Trabajando en Software Creations, recuperaron ideas y diseños de ese juego para desarrollar el actual Plok. Pensaban en Plok como una posible franquicia que iría creciendo con los años y se arriesgaron. Incluso se plantearon ideas y nuevas zonas para la secuela como Tower Island.

El juego prometía, incluso Nintendo estaba interesada en el. Como cuenta Ste Pickford en una entrevista realizada por Retrocollect, el mismísimo Shigeru Miyamoto quedó sorprendido por Plok y lo consideró el tercer mejor plataformas, siendo Mario y Sonic los primeros. Incluso llegó a decir que si el juego pasaba por sus manos, llegaría al segundo puesto. Desgraciadamente no se llevó a cabo el acuerdo que esperaban, ya que nintendo se puso manos a la obra con Yoshi Island, un título que tenía ciertas similitudes.

El juego de Plok tardó en terminarse, y para cuando lo hizo, el mercado estaba saturado. No pretendía ser uno más en subirse a la moda, ya que el juego llevaba años gestándose, pero se le trató como tal y terminó olvidado. Incluso a día de hoy lo acusan de plagiar a Rayman por su habilidad de lanzar sus extremidades, aunque este surgiera años más tarde.

Quizá si el juego hubiera aparecido un poco antes, hoy tendríamos una exitosa franquicia. Pero los hermanos Pickford adoran Plok, en 2013 lo continuaron con un cómic que se puede leer de forma gratuita en su página, y actualmente han mostrado vídeos en sus redes sociales del universo de Plok en Unity. Quizá algún día, se lance una secuela.

Izando banderas y erradicando pulgas

Plok vive en Akryllic, una isla del extenso archipiélago de Polyesta. Una mañana descubre que la bandera que ondeaba en lo alto de su casa ha sido robada, y parte hacia Cotton Island para recuperarla de los malvados Mobbins Brothers.

Pero esto no es más que el principio de su aventura, ya que al regresar a su hogar descubre que todo Akryllic ha sido invadida por unas pulgas azuladas. Plok deberá erradicar esta plaga visitando cada rincón de la isla, rememorando los pasos que siguió su difunto abuelo y llegar hasta el corazón de Fleapit, lugar donde le aguarda la reina pulga responsable de dicha invasión.

Plok se enfrentará a toda clase de enemigos lanzándoles sus extremidades. Primero sus brazos y posteriormente sus piernas. Al lanzarlas vuelven a él como si de boomerangs se tratasen, pero debe tener cuidado, ya que sin ellas está indefenso. Sin brazos ni piernas, sólo avanza con pequeños saltos y puede caer resbalando por cuestas.

En algunas zonas se le requisarán ciertas extremidades, limitándolo enormemente. Por suerte, Plok puede recoger poderes especiales, que le trasformarán en un cazador armado con una escopeta, un boxeador que lanza puñetazos infinitos, o incluso podrá equiparse con un lanzallamas.

Además, tras recuperar el amuleto de su abuelo, obtendrá una nueva habilidad que le transforma en una peligrosa sierra. Dicho poder podremos activarlo usando las conchas que hayamos recolectado por el camino.

¿Qué tal ha envejecido?

Pese a tener 25 años, Plok sigue siendo un plataformas sólido, complicado, original, con una memorable banda sonora y gráficos de sobresaliente. En conclusión, ha envejecido muy bien, visualmente sigue fresco como el primer día y jugablemente está a la altura de otros videojuegos del género que han salido en los últimos años, incluso, sigue siendo más original que algunos de ellos.

Plok experimentó en su momento con la fórmula del plataformas 2D, saliéndose de la norma de recorrer un nivel de forma horizontal hasta alcanzar la meta. A medida que avanzamos se presentan más variantes originales: salirse de la linealidad horizontal, añadir limitaciones, cambio estético/ambientación, objetivo, e incluso cambio en el control y jugabilidad.

La primera parada será Cotton Island, compuesta por siete niveles y un jefe final. Esta parte es la más clásica, un buen plataformas 2D de toda la vida. Niveles coloridos, desafiantes, con un avance horizontal hasta alcanzar la meta (con la posibilidad de encontrar un nivel bonus oculto) y un jefe final para cerrar. Incluso transmiten muy bien el sentimiento de avance, ya que empezamos el juego siendo por la mañana, pero a medida que avancemos, el tiempo irá pasando hasta llegar a enfrentarnos al jefe final en plena noche.

Al completar este isla, volvemos a Akryllic, la parte más larga del juego y donde empieza a resaltar realmente la originalidad de Plok. Ahora nuestro objetivo principal ya no es llegar a la meta, sino erradicar a todas las pulgas del nivel, solo entonces podremos completarlo. Este nuevo objetivo se aplica a los trece niveles de Akryllic (a excepción de los tres jefes que aquí se encuentran). Pero no solo destaca por cambiar el objetivo más básico de los plataformas, sino por la singularidad propia de cada nivel, añadir nuevos elementos jugables, salirse del avance horizontal e incluso en ocasiones limitarte el control.

A diferencia de Cotton Island, que todos los niveles tenían una estética similar, aquí cada uno ofrece un escenario nuevo. Por ejemplo, en el primero nos encontramos en una playa, pero el siguiente se desarrolla en un pueblo, el siguiente en el campo, el siguiente al lado del mar, luego en un bosque tenebroso, en un risco montañoso, y hasta en una cueva. Cada nivel ocurre en un escenario único y distinto, añadiendo elementos propios y por ende una variedad increíble.

En mitad de Akryllic, haremos una pausa para viajar a Legacy Island, una zona muy similar a Cotton Island (también compuesta por siete niveles y un jefe final) y que regresa a ser un plataformas 2D más tradicional. La gran particularidad es que será en realidad un flashback reviviendo las aventuras del abuelo de Plok, y para emular su estética, parecerá que todo es una película antigua, hasta estará en blanco y negro, demostrando una vez más el cuidado en cada detalle.

Finalmente llegamos a las profundidades de Fleapit, el reino de las pulgas, con otros siete niveles más el jefe final del juego. Esta zona es posiblemente la más original ya que cambia radicalmente la jugabilidad. Ya no volveremos a manejar a Plok como hasta ahora, ni atacar lanzando sus extremidades. Ahora manejaremos vehículos, y en cada nivel, uno distinto con su control único. Tenemos una motocicleta rapidísima que lanza proyectiles, un tanque pesado con retroceso al disparar, un helicóptero que arroja bombas, o incluso un ovni que nos permite desplazarnos en cualquier dirección por el aire, entre muchos otros.

¿Qué le podemos reprochar al juego? Es bastante complicado, muchos de los niveles debes aprenderlos con ensayo y error. Esto en si no es un punto negativo, ya que la dificultad puede ser un cebo para atraer a los usuarios más hardcore que buscan un plataformas desafiante. El problema radica cuando se une a no poder guardar y tener un límite de las veces que podemos continuar. Eso provoca que estando en las fases finales del juego, si nos quedamos sin vidas, debamos volver a empezar el juego entero.

Los últimos niveles son los más complicados, y los que necesitaremos más práctica para superarlos, pero si morimos en ellos, deberemos volver a hacer todo el camino para un nuevo intento, lo que dificulta dominar dichas fases.

¿Dónde y cómo puedo jugarlo?

Al no cosechar un gran éxito, no mucha gente adquirió el juego y es una joya desconocida. No es un juego habitual en las tiendas de segunda mano y puede ser complicado encontrarlo. Por suerte, no es difícil hacerse con una copia del cartucho original de SNES por la vía de Internet.

El cartucho solo, puede encontrarse por unos 15€ en sitios como Ebay, aunque si lo queremos con caja y manual, puede ascender bastante.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre