Sí, hay vida en Nintendo antes del lanzamiento de Super Mario Bros., y digna de mención. Corría el año 1984 (1986 en Europa) cuando se estrenó Excitebike, un famoso título de carreras de motocross lanzado para la consola de 8 bits de Nintendo. Hoy vamos a hablaros de un videojuego muy importante para la historia de la compañía de Kyoto, un gran clásico del género de la conducción.

¿Os gustan los títulos de carreras de motos? ¿Sí? ¿No? Da igual lo que hayáis respondido. Si tenéis interés en la historia de los videojuegos deberíais echarle un vistazo a Excitebike, uno de los títulos más emblemáticos de NES. Con un sistema de juego muy arcade, sigue siendo una de las obras más divertidas que podemos encontrarnos en la plataforma. ¡Y cuenta con un editor de circuitos! Quizá hoy os parezca algo completamente normal, pero en 1984 eso fue una auténtica revolución y un añadido muy clave para este videojuego.

Imaginad que una moto se controla igual que una moto, pero con un pad de NES. ¿Es eso posible? Evidentemente, no, pero Excitebike es lo más cercano a dicha experiencia que vais a encontraros en la máquina de 8 bits de Nintendo.

El deporte extremo de NES por excelencia

¿Quieres ser el mejor? ¿Quieres ser un ganador? Efectivamente, quieres serlo. Por ese motivo has estado entrenando tanto tiempo.

Por eso mismo, ha llegado la hora de coger tu moto y demostrarle a todo el mundo tu habilidad. En el campeonato de motocross de Excitebike solamente hay sitio para los mejores. ¿Eres tú uno de ellos? ¿O solo uno más?

Ha llegado el momento de probar que eres un campeón… en este increíble torneo.

En Excitebike tenemos a nuestra disposición un simulador de motos bastante divertido y competente. Dentro de las capacidades de la consola es de calidad, y aburrirse con él es complicado.

El botón A es para darle gas, y el B es para el turbo. Nos desplazamos horizontalmente, y nuestro objetivo es quedar los primeros en un circuito lleno de obstáculos. Para superarlos con éxito, debemos esquivarlos o saltar por las rampas intentando mantener el equilibrio en el aire con el pad de control: si lo hacemos mal, nuestro personaje se caerá de la moto, se dará el tortazo de su vida… y mientras volvemos a nuestro vehículo, perderemos tiempo y nos adelantarán nuestros rivales.

¿Solo nosotros nos podemos caer? Obviamente, no: podemos entorpecer a los otros competidores para derribarlos, y ciertamente no hay nada más satisfactorio en Excitebike que hacer que los otros motoristas muerdan el polvo, literalmente.

No hay que abusar del turbo: si lo hacemos, nuestra moto se sobrecalentará y nos quedaremos clavados en mitad del circuito. Hay que saber dosificarlo bien, y no utilizarlo de nuevo hasta que se haya enfriado un poco nuestra máquina.

Disponemos, además, de un modo contrarreloj y un editor de escenarios. Sí, tal cual. Podemos crear nuestros propios niveles y jugar en ellos en cualquier modo. Los límites son pocos dentro de lo que es Excitebike, y podremos diseñar los niveles infernales que siempre quisimos hacer realidad. Bastante impresionante para la consola de 8 bits de Nintendo.

¿Qué tal ha envejecido?

Excitebike no es solo un videojuego de NES, sino que es uno de los títulos de una NES temprana, lanzado antes de 1985. Eso tiene su parte buena y su parte mala: es primitivo, pero al mismo tiempo es de lo mejor que se lanzó en su época.

Los sprites de los motoristas son todos idénticos, pero son claramente diferenciables por sus colores. La sensación de velocidad está bastante lograda, y la partida nunca se ralentizará, aunque haya muchos elementos en pantalla al mismo tiempo.

La interfaz es agradable a la vista, cosa que no siempre era habitual en la época.

En este sentido, Excitebike cumple: todo se representa bien y lo que vemos en pantalla es bonito dentro de lo que es la NES.

Los efectos de sonido también dan la talla. El apartado sonoro se concentra en reproducir el ruido del motor de nuestra moto. De hecho, eso será lo que escucharemos en cada partida. ¿Y qué tal es? En verdad… es bastante realista. Al menos, para lo que NES nos puede llegar a ofrecer. El sonido del motor no llega a molestar nunca, y no se echa de menos ningún tipo de música. De hecho, gusta.

La música de Excitebike solo suena en los menús y transiciones entre fases. Esas cortas melodías que podemos escuchar en esos momentos son agradables y hacen que entren ganas de comenzar a jugar. Son buenas, apropiadas y con un fantástico sabor clásico.

¿Y qué tal va de duración? Excitebike tiene cuatro niveles, y cada uno posee dos circuitos. Estos se terminan en menos de tres minutos, por lo que la duración total de todas las fases es de apenas 20 minutos. Después de superar el último circuito, las fases se repiten una y otra vez hasta que perdamos o apaguemos la consola.

Es una verdadera lástima que sea tan corto, pero, afortunadamente, el editor de escenarios y el contrarreloj alargan su vida de forma considerable. Sin embargo, siguen echándose de menos más fases. Es cierto que en esta época los juegos tenían una duración similar, pero habría estado realmente bien. Al menos, Excitebike es bastante rejugable.

Excitebike es un gran clásico que es tan divertido hoy como hace 30 años. Es un título divertido para cualquier fan de los juegos retro, aunque no sea aficionado a las motos. Sigue siendo uno de los simuladores más entretenidos del género, a pesar de su antigüedad. Su fallo principal es la ausencia de modo multijugador, aunque se entiende porque… es un juego de 1984.

¿Dónde y cómo puedo jugarlo?

Encontrar un Excitebike original para NES no debería ser muy complicado buscando por Internet, tiendas de segunda mano o mercadillos. Por menos de 10 euros podemos hacernos por una copia.

También es un título disponible en la Nintendo Classic Mini, así como en Nintendo Switch Online. De la misma forma, está disponible en formato digital (y adaptado al 3D) en la consola virtual de Nintendo 3DS, y también podemos obtenerlo en la consola virtual de Wii U. Es ideal para partidas cortas y es más accesible que nunca, así que no hay excusa que valga para no disfrutarlo en la actualidad.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre