Nintendo Entertainment System fue una consola increíblemente exitosa, que logró vender más de 60 millones de máquinas. A pesar de que gran parte de sus ventas llegaron con títulos como Super Mario Bros. (1985), durante la segunda mitad de su ciclo de vida, también hubo excelentes videojuegos antes de su llegada. Hace poco os hablamos del legendario Excitebike (1984), uno de esos juegos. En esta ocasión llega el turno de Balloon Fight (1985).

Hay conceptos muy extraños en el mundo de los videojuegos, y uno de ellos es el que gira alrededor de Balloon Fight: la lucha de globos. ¿Es eso posible? Según Nintendo en los 80, al menos en un videojuego lo es. Y el resultado es bastante divertido.

Balloon Fight fue un título bastante cuidado para su época: contaba no solo con unos controles sencillos y de buena respuesta (por aquel entonces eso no era lo normal), sino soporte para el juego multijugador. Plataformas, acción y control del escenario con dos personas al mismo tiempo. En muchas cosas, Balloon Fight se siente como el precursor de muchísimos otros títulos lanzados por la Gran N a lo largo de su historia.

El mayor de los guerreros, el luchador de globos

¿Quién necesita un argumento pudiendo pinchar globos? Eso debió de pensar Nintendo al desarrollar este original título. Ármate con tus mejores globos, prepara unos zapatos con algo que te permita reventarlos… ¡y derrota a tus rivales pinchando sus plastiquitos llenos de helio! Tú y ellos los necesitáis para volar, así que si os los destrozan, caeréis al agua. Y probablemente os devoren los peligrosísimos peces que la habitan…

En este clásico de Nintendo lanzado para su consola de 8 bits, manejamos al Luchador de Globos (o Balloon Fighter) con el objetivo de derrotar a nuestros enemigos en peculiares batallas. Es reconocido por ser un gran clásico de la compañía que ha recibido homenajes en todo tipo de títulos de la empresa, sobre todo si tenemos en cuenta los WarioWare y Super Smash Bros..

Todas las fases de Balloon Fight se desarrollan en una sola pantalla, en la que veremos varios enemigos. Nuestro objetivo es conseguir puntos para superar la marca más alta y llegar lo más lejos posible antes de ver la pantalla de Game Over.

Para derribar a nuestros enemigos (que vuelan utilizando globos, como nosotros), tendremos que pisarles y eliminarlos rompiendo los paracaídas que sacarán cuando pinchemos sus “medios de transporte voladores”. Haciéndolo y recolectando unas burbujas que aparecen cada vez que vencemos a uno, iremos consiguiendo puntos.

Sin embargo, las cosas no son tan fáciles: si ellos rompen nuestros dos globos, nos derribarán y caeremos al agua, donde probablemente moriremos devorados por los peces asesinos de Balloon Fight. De hecho, si nos acercamos demasiado a ella, tal vez alguno salte para comernos antes de tiempo, aunque tengamos todos nuestros globos. Esto se cumple también para nuestros enemigos, así que deberemos aprovecharlo. Y hay que derrotarles rápido, porque si tardamos demasiado en hacerlo, empezarán a aparecer rayos en pantalla que podrían electrocutarnos.

Cuando hayamos acabado con todos, pasaremos a la siguiente pantalla… y así hasta que nos quedemos sin vidas o nos cansemos de jugar, porque a partir del nivel 12, las fases se repiten, aunque sean más difíciles. Los niveles normales se intercalan con fases de bonus, y en ellas tenemos que destruir globos que irán apareciendo de unas chimeneas. Cuantos más estallemos, más puntos conseguiremos.

Del mismo modo, disponemos del modo alternativo Balloon Trip, en el que tenemos que destruir el mayor número de globos posible mientras avanzamos por una pantalla lateral con obstáculos eléctricos que se generan de forma aleatoria. El objetivo en él es conseguir todos los puntos que podamos antes de morir electrocutados (o devorados por los peces si nos acercamos demasiado al agua).

Aparte, podemos disfrutar del modo principal con la ayuda de un segundo jugador. En él podemos colaborar para conseguir la máxima puntuación posible o competir para ver quién es el mejor (sí, podemos pinchar nuestros globos mutuamente).

¿Qué tal ha envejecido?

Balloon Fight nació cuando la NES todavía no llevaba mucho tiempo en el mercado, y eso se nota. Los sprites no están del todo mal, pero son sencillotes. Nuestro protagonista es claramente diferenciable, y todos los enemigos son idénticos, a excepción de sus colores, que sirven para que sepamos cuáles son más fuertes.

Los escenarios son todos iguales: un fondo nocturno nos acompaña a lo largo de todo el juego. Es cierto que es bastante simple, pero en 1984 no era habitual que los títulos tuviesen unos gráficos mucho más trabajados.

Una sola melodía muy buena y larga es lo que nos encontraremos en este juego. Este es el tema de Balloon Trip/Bonus Round, que se ha hecho famoso y ha sido reutilizado en todo tipo de homenajes hechos a lo largo de la historia de Nintendo por su calidad y representabilidad.

Por otro lado, el resto de canciones son cortas y simples, y están claramente pensadas para acompañar la acción. Los efectos de sonido son buenos y adecuados (globos estallando, electricidad, aleteo), aunque el que se oye cuando los enemigos se mueven está mal intercalado y a veces no nos quedará claro si estamos escuchando una canción rara o sonidos aislados. El apartado sonoro no ha envejecido tan bien como el de otros juegos de la consola.

Para ser un título tan clásico, dispone de cierta variedad, y el modo multijugador es ideal para jugarlo con un amigo. El problema es que quizá no sea muy profundo: si tuviese más fases y estas fuesen más complejas, estaríamos ante uno de los mejores juegos de NES. Además, las puntuaciones máximas que registremos no se guardan.

Definitivamente, Balloon Fight no es de lo mejor que nos ha dado Nintendo, pero a pesar de ello, sigue siendo un gran clásico y un título muy entretenido. Por esa gran relevancia, se han hecho tantos homenajes de él a lo largo de la historia de la Gran N. El mismísmo Satoru Iwata lo programó, cosa que demuestra su peso dentro de la historia de la compañía.

¿Dónde y cómo puedo jugarlo?

Encontrar un Balloon Fight original para NES no debería ser muy complicado buscando por Internet, siempre y cuando estemos dispuestos a pagar precios cercanos a los 30 euros. En tiendas de segunda mano o mercadillos es más complicado encontrarlo.

Por otra parte, ha sido relanzado en innumerables ocasiones. Está disponible en la Consola Virtual de 3DS, en la de Wii U y también en Nintendo Switch Online, por lo que es un título accesible y fácil de jugar a buen precio.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre