Sega está cerrando el último año fiscal con pérdidas millonarias: el conglomerado Sega Sammy, que incluye Atlus en su interior, ha perdido 55 millones de dólares. Así lo ha anunciado la propia compañía en un reporte financiero para anunciar una serie de ajustes para recuperar los ingresos en la empresa.

Este año fiscal, que cierra el 31 de marzo de este año, no está siendo fácil para Sega. Estas pérdidas, que la compañía reconoce que son “extraordinarias”, se deben, según la propia Sega, a la creciente competencia en videojuegos para móviles, que ha llevado a un resentimiento de la marca en ese mercado.

¿Qué pretende hacer la compañía para solucionar este problema? Principalmente, Sega quiere aprovechar sus IP históricas para aumentar su valor, así como mejorar la eficiencia de los estudios para rentabilizar los desarrollos con más facilidad, tanto en móviles como en PC y consolas.

La compañía ha explicado que un objetivo era crear más videojuegos para aumentar los ingresos, pero los largos tiempos de desarrollo y un rendimiento comercial inferior al previsto ha llevado a que se produzcan estas pérdidas.

1+

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre