Un adolescente de 14 años ha gastado todos los ahorros de su madre en microtransacciones de FIFA 18. El suceso ha ocurrido en Irlanda, tal y como recoge el Irish Mirror, y Sony se ha negado a devolverle el dinero a la familia por considerar que la compañía no tiene ninguna responsabilidad y que el videojuego es para adultos, por lo que no tienen que hacerse cargo.

La mujer se enteró de lo ocurrido cuando, al ir al banco a sacar dinero, descubrió que no le quedaba nada en la cuenta. Por lo tanto, la familia del niño tendrá que afrontar las Navidades sin ingresos.

Al parecer, el joven no conocía la existencia de micropagos con dinero real, por lo que empezó a invertir en Ultimate Team de manera continua con la cuenta de ahorro de su madre. Durante varios días siguió gastando dinero hasta que, tras salir un mensaje de error, no pudo seguir haciéndolo: se había acabado el dinero de la cuenta.

La mujer ha dicho que su hijo no entendía que estaba gastando dinero real, y que “al comprar el juego o jugarlo no te dicen que tiene elementos de coste extra” y que el videojuego no es lo suficientemente claro. También ha dicho que, a pesar de que quizá hubiera algún sistema de bloqueo o aviso, en ningún momento hubo que introducir un pin o confirmación para realizar las transacciones.

Todavía se desconoce la reacción de EA Games y si la compañía, metida de lleno en la polémica de las loot boxes, le devolverá el dinero a la familia.

 

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre