Los jugadores de Rainbow Six: Siege en PlayStation 4 han experimentado distintos problemas tras la última actualización del juego lanzada este martes en todas las plataformas. Al parecer, el código que Ubisoft ha subido en su parche ha interferido con el firmware de la consola de Sony, algo que ha desembocado en problemas con el sistema de invitaciones de PlayStation 4, bloqueándolo por completo. De forma adicional, ha dañado el disco duro de algunos usuarios llegando a brickear la consola, dejándola inservible.

Ubisoft ya ha informado que es consciente del problema y trabaja conjuntamente con Sony para solucionarlo.

Se recomienda a aquellos que aún no han descargado la actualización que no lo hagan. Si ya ha sido descargada la actualización, es recomendable no ejecutar el juego hasta que no se comunique que se ha solucionado el problema. Para los que ya han sido afectados, Ubisoft y Sony piden que se les envíe toda la información posible para poder subsanar los problemas con la actualización.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre