En nuestro día a día las sillas son muy importantes, sobre todo si nos pasamos muchas horas sentados frente al escritorio, ya sea para jugar o por trabajo. Elegir no resulta sencillo. Existen tantas opciones dentro del catálogo de material de oficina que cualquiera puede perderse. Y más, cuando uno desconoce las características en las que debe fijarse. Pero si buscas lo mejor, quizá debas comprar una silla gaming.

Si hay un motivo por el que valorar un modelo de asiento para jugadores frente a otro del mismo precio catalogado como de oficina, es la comodidad. Ya que vamos a pasar largos periodos sentados, la personalización de la postura de la silla es importante. Pequeños cambios en la inclinación, la altura de la silla o los reposabrazos bastan para causarnos molestias o dolores de espalda, cervicales, cuello o lumbares. No todos los modelos tienen el mismo nivel de configuración, por lo que es un factor que debemos tener en cuenta.

Características para elegir una buena silla:

  • Tamaño. No todo el mundo mide lo mismo ni es igual de corpulento. Una silla demasiado pequeña para alguien alto repercute en serios problemas de ergonomía. Por ejemplo, no tener la opción de reposar la cabeza en ningún momento puede ser una causa de dolor de cuello. Debes elegir una silla adecuada a tu estatura.
  • Material. Los tejidos deben ser los suficientemente resistentes como para no perder color pasado un tiempo ni sufrir roturas por los botones o cremalleras de los pantalones. Las sillas de piel son más resistentes, pero pueden ser más calurosas en verano. Las de tela son más frescas, aunque no aguantan tanto.
  • Extras. La mayoría de las sillas cuentan con un cojín para la cabeza y otro para las lumbares. Lo recomendable es utilizarlos, en especial el primero. En cuanto al segundo ya depende de la persona. Hay quienes dicen que les causa malestar y quienes aseguran todo lo contrario. Lo importante es que una buena silla debe incluir estos dos cojines.
  • Accesorios. Este punto es completamente optativo. Algunas marcas ofreces complementos como, por ejemplo, mesas para apoyar el portátil o el ratón. Pueden ayudar a la postura y a vaciar el escritorio si es pequeño. El inconveniente, el precio. Estos accesorios no vienen incluidos y su valor es elevado. Como decimos, este no es un factor decisivo, sino optativo.

Además de todo lo anterior, la postura también es importante. Da igual que te compres la mejor silla del mercado si te sientas de forma incorrecta. La espalda debe estar pegada a la silla y se tiene que trabajar con un ángulo recto en las rodillas.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre