Bungie ha anunciado que Shadowkeep, la nueva expansión de Destiny 2, retrasa su lanzamiento hasta el 1 de octubre. Los padres de Halo han asegurado que el contenido se beneficiará de este tiempo extra de desarrollo, aunque no han dado más detalles. A tenor de este cambio, el estudio ha adaptado el calendario del juego para aprovechar las dos semanas.

El retraso de Bastión de Sombras (Shadowkeep) ha obligado a Bungie a extender la duración de la Temporada de la Opulencia y a hacer varios cambios en la hoja de ruta. En septiembre habrá un nuevo parche y los Momentos del Triunfo durarán hasta el 17 del mismo mes. Además, los jugadores podrán disfrutar de dos Estandartes de Hierro más, en lugar de uno como estaba previsto.

En la entrada del blog en la que anunciaron el retraso, los padres de Halo también aseguraron que en algún momento del verano se estrenará el esperado cross-save. Todavía no han especificado la fecha, del mismo modo que no han hablado aún de cómo afecta el retraso de la expansión a la migración a Steam de los usuarios de PC. Según Bungie, en breve publicarán una extensa entrada en su web en la que hablarán largo y tendido del juego.

La compañía ha aprovechado para adelantar que la incursión de Bastión de Sombras, que transcurrirá en el Jardín Negro y se llamará Garden of Salvation, se estrenará el 5 de octubre. La expansión, si no hay más novedades, llegará a Xbox, PS4, PC y más tarde a Google Stadia.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre