Acabas de ver el último vídeo del periodista y youtuber DayoScript. Tras eso, has leído un análisis de un videojuego que citaba a Sigmund Freud y soltaba alguna frase filosófica “muy profunda”. “Esto es importante”, te dices a ti mismo. Además, las palabras “los videojuegos son arte” resuenan en tu cabeza mientras lo haces.

Entonces… te das cuenta. “¡Quiero hacer videojuegos, quiero hacer arte!”, piensas. Deseas contarle al mundo tu gran historia, esa que ideaste en tu adolescencia tras acabar tu JRPG favorito por enésima vez. Porque claro, los videojuegos son historias, ¿no? Jugabilidad, mecánicas, diseño… ¡no! ¡Historias que nos emocionen y nos hagan disfrutar del shonen más adulto y maduro de todos!

Sin embargo, hay un problema en todo esto. El sueño de tu infancia, ser “gueim desaigner”, no está a tu alcance. Ya tienes 25 años y no has estudiado Diseño de Videojuegos, ni programación, ni… ni por estudiar, no has estudiado ni la ESO. Pero bueno, no importa. Tienes algo que te hace especial, algo que sabes hacer desde hace bastantes años: escribir.

¡Pues ya está! Hay una solución. Es hora de convertirse en periodista de videojuegos. No tienes ni idea del medio, no has estudiado nada relacionado con la comunicación, no sabes expresarte correctamente, pero… ¡espera! Todo tiene una solución. Con esta útil guía, podrás escribir sobre videojuegos. Y lo que es más importante: parecerá que lo haces bien y que eres un experto. También vale abrir un canal de YouTube: sabes editar cuatro cosas, así que… ¡adelante!

Aquí tenéis todas las normas fundamentales que debéis seguir si queréis ser buenos culturetas a la hora de hablar sobre videojuegos y/o escribir sobre ellos:

  • Si estás analizando un videojuego, no te olvides de citar la frase de alguna personalidad famosa, aunque no tenga nada ver con el tema del que estás hablando. Eso es fundamental. “Decía Salvador Dalí”, “comentaba Miguel Hernández”, “decía Franz Kafka”, “como dijo Nelson Mandela”… ¡Da igual quién sea o el contenido de su frase! ¡Nadie va a cuestionarte nada y encima pensarán que eres listo y sabes mucho! También vale inventarse una frase y atribuírsela a quien quieras. Nadie lo va a comprobar. Y sí, puedes ignorar a los académicos y creativos importantes de la industria de los videojuegos que ya han ofrecido frases y máximas, porque… ¿a quién le importa eso? ¿Para qué citar a Warren Spector cuando puedes nombrar a Leonardo Da Vinci?
  • Insiste en que los videojuegos son arte. Por tus santos cojones. Da igual que haya mucho debate entre académicos y profesionales de la industria al respecto. No importa: tú ignora todo eso. Cuantas más veces escribas la palabra “arte”, mejor parecerá tu texto. Puedes pensarlo, puedes creerlo. Yo mismo opino que pueden serlo, pero lo más fácil es saltarse todo ese debate a la torera. Parecerás más listo ante gran parte de la audiencia. Lo cierto es que la mayor parte de académicos y estudiosos prefieren decir que no lo saben. ¿Qué baremos hay para decidir si son arte? ¿Todos los videojuegos lo son? Si no es así, ¿qué decide si son arte o no? Es un campo en el que muchos prefieren no entrar.
  • Pon un subtítulo atractivo que demuestre lo mucho que sabes. De nuevo, fundamental. Tiene que haber cero relación con el juego y tiene que ser todo una tontería forzada para que esa obra que tanto te gusta pueda significar algo profundo. “Fallout y las sombras del capitalismo tardío”. “Super Mario Bros. y la autoconsciencia del yo”. “Red Dead Redemption y la crítica de la razón pura”. “Metroid y la división de clases”. ¡Todo vale! Coge una frase que hayas oído por ahí o algún concepto aparentemente importante… ¡y ya lo tienes!
  • Usa la palabra “filosofía”. Ya lo sabes. Es la fórmula ideal para que algo friki de lo que quieres hablar parezca importante y serio. ¿A que queda mejor “la filosofía del superhéroe” que “los superhéroes molan mazo”? ¡Triunfo asegurado!

Life is Strange

  • Debes insistir siempre en que los indies son la salvación de la industria del videojuego y de la Humanidad. Son la clave, el camino que hay que marcar, la tendencia de la industria, la… ah, ¿que no te gustan los juegos indies? ¡No pasa nada! Por mucho que insistas en la importancia de los indies, a la hora de la verdad habla solo de tus juegos triple A favoritos: seguro que nadie se dará cuenta, porque gran parte de tu audiencia tampoco tiene interés en ellos. ¡Pero no te olvides de Life is Strange! Si no hablas de Life is Strange, no serás un buen “periodista de videojuegos”, así que… ¡ya sabes lo que tienes que hacer!
  • Cuando no hables de videojuegos, hazlo de Studio Ghibli. Y cuando no hables de Studio Ghibli, vuelve a Life is Strange. Y cuando todo falle… habla de Dark Souls. ¡Nunca falla!
  • Usa palabras rimbombantes y acabadas en -mente. Y si las oraciones son largas, mejor. Nadie pensará que eres listo si no hablas como “alguien listo”. A pesar de que la tendencia general en el mundo del periodismo es hablar de manera clara y sencilla para que los lectores de todos los perfiles puedan entenderte, eso no importa. Tú haces arte, hablas de arte y sabes mucho. Así que ya sabes. No es lo mismo decir “en este videojuego la narrativa juega un papel clave” que escribir “el espectro narrativo de esta magna obra desempeña, sin lugar a dudas y de manera comprensiblemente importante, una función absolutamente destacable y digna de ser ensalzada y laureada, sobre todo porque los videojuegos de esta índole nos ayudan a entender indudablemente la relevancia absolutamente clara de las cuestiones previamente destacadas en relación a la importantísima y desarrolladísima historia que deja entrever a lo largo del proceso jugable”. ¿Frases cortas y directas? ¿Ir al grano? ¿No aburrir al lector? ¡Eso no importa! Tu objetivo es hacer gala de tu ego y sentirte inteligente.

  • Comas, tildes, mayúsculas… cuantas más, mejor. Si dudas, lleva tilde. Quedará mejor y parecerás más listo, aunque esa palabra nunca haya llevado o no la porte desde hace décadas. Sólo, éste, el Productor, el Director, Mes de Octubre, construír… ya sabes, esas faltas ortográficas que hace la gente que se cree que escribe bien. Si dudas, lleva tilde. Si queda bien con mayúscula, la lleva. ¡Nada de consultar la RAE o la Fundéu! ¿A quién le importa que hayan sido creadas aposta para solucionar dudas y para que todos podamos comunicarnos mejor? Lo mejor es ignorarlas.
  • La imagen es fundamental. ¿Para qué te lo digo si ya lo sabes? Es lo primero que has hecho para convertirte en periodista de videojuegos. Ya tienes una cuenta de Twitter o Instagram con una foto tuya en blanco y negro con unas gafas de pasta (aunque no tengas problemas de visión). Si aún no lo has hecho, autodenomínate “periodista” aunque no lo seas, insiste en lo profundo que es tu proyecto y colabora en cualquier web para que parezca que eres alguien culto. Insiste en que escribes sobre videojuegos, por si no había quedado claro.
  • Eres objetivo. Déjalo claro. ¿Sabes una cosa? ¡Una crítica no puede ser objetiva porque siempre estará ahí tu punto de vista! Una cosa es ser honesto e intentar ser imparcial y la otra decir que eres “objetivo”. Estarás mintiendo como un bellaco, porque eso es imposible. Pero… ¿qué más dará eso?
  • Haz “reportajes” sin citas, solo poniendo tus opiniones. Cuando estaba en mi primer año de Periodismo, un profesor corrigió mi primer reportaje diciéndome lo siguiente: “Guarda este texto. Dentro de unos años te acordarás con vergüenza de que escribiste un reportaje sin citas”. Y tenía toda la razón, aunque ese error garrafal me sirvió para poder aprender y mejorar. Hemos de recordar que en muchas ocasiones el valor de un reportaje reside en tus fuentes. Haz todos los artículos que quieras sin citas y opina todo lo que quieras, pero no digas que estás haciendo un reportaje porque estarás engañando a tu audiencia. Siempre suponiendo que eso te importa, claro.

¡Todo listo! Si sigues todos estos pasos, serás un redactor cultureta de videojuegos de primera. ¿A qué esperas para crear tu web con WordPress o abrir tu canal de YouTube? Tienes todas las herramientas a tu disposición y es más fácil que nunca que todo el mundo pueda leerte u oírte.

NOTA: Este artículo de opinión no pretende ofender a nadie. Es una sátira cuyo único cometido es entretener al lector.

2+

9 COMENTARIOS

  1. Me ha faltado que para parecer un experto en videojuegos no puedes usar nunca la palabra “que”. Debe ser sustituida SIEMPRE por “la cual” o “el cual”, aunque suene fatal en esa oración o ni siquiera sea correcto. Esa formación lingüística, la cual he dicho ya, es clave.

    Por lo demás, no puedo tener objeciones ante su texto, caballero.

    0
  2. Súper divertido 😂😂

    Me ha faltado el punto de “utiliza muchos anglicismos técnicos” en lugar de las palabras en castellano.
    Gracias por el artículo.

    0
  3. Pues hombre, como sátira deja mucho que desear, y la intención de no ofender se queda en palabras vacías viendo lo claramente dirigido que va el texto.
    En fin, entiendo que es criticable el auge de algunos creadores de contenido emergidos en los últimos años que juegan más con las personas que con los videojuegos, pero el periodismo de videojuegos en España me parece de un gran nivel. Siempre hay excepciones, pero el nivel de generalización de tu “sátira” no se corresponde con el nivel medio existente.
    Pues eso, que lo más entretenido ha sido escribir este mensaje, el texto es olvidable, en mi humilde opinión.
    Saludos

    3+
  4. Que mala es la envidia… como este blog de mierda tiene pocas visitas comparadas con la mayoría de los medios donde si hay profesionales, os jode y vais y sacáis esto con cero gracia…

    1+
  5. A mi me ha gustado. me parece una critica algo desacertada y con algo de bilis o pelusilla, pero no deja de tener razon en parte.
    Por cierto, considero que el texto seria una mofa o una burla mas que una satira.

    0
  6. Buenas a todos. Muchísimas gracias por leer y comentar.

    Antes de nada, ¡guau! No esperaba que este artículo tonto que se me ocurrió tras ver un vídeo en un canal de YouTube con pocos suscriptores que trata de “copiar” a Dayo tuviera tanta repercusión. Es de los que mejor ha funcionado desde que abrimos Bitjuegos. Todavía me cuesta creerlo.

    Tampoco le he dado muchas vueltas al tema de la denominación del artículo, pero la RAE define así el término “sátira”:

    1. f. Composición en verso o prosa cuyo objeto es censurar o ridiculizar a alguien o algo.

    2. f. Discurso o dicho agudo, picante y mordaz, dirigido a censurar o ridiculizar.

    http://dle.rae.es/srv/fetch?id=XKu25w9

    Aún con todo, podéis llamarlo “burla”, “opinión”, “queja” o lo que queráis. Lo comento porque he visto que varias personas han cuestionado ese detallito del final del texto. Pero… ¿acaso eso importa? Todos sabemos que las quejas no proceden de la denominación.

    La nota al final la puse tras terminar de escribir porque pensé que “tal vez” alguien se podría ofender. No esperaba que lo hiciera nadie, y menos aún profesionales consolidados del medio (en Twitter ya estoy viendo bastante movimiento y críticas). Di por hecho que si alguien lo hacía solo sería algún que otro cultureta con un blog o canal de YouTube para copiar a los periodistas de videojuegos de verdad, como mi admirado DayoScript, que ha levantado una oleada de “periodistas de videojuegos” a lo largo y ancho de Internet precisamente por el fantástico trabajo que está haciendo y que ha inspirado a tantos. Y para aquellos que no saben leer y que se creen que he criticado a Dayo en algún momento: echadle un ojo de nuevo al primer párrafo, por favor. Precisamente DayoScript me parece un modelo fantástico y en el que muchos deberían inspirarse. Una buena forma de empezar a intentar ser como Dayo quizá sea estudiar, jugar y leer mucho. Vamos, como él ha hecho y muchos otros no.

    Si os sentís ofendidos, me sabe mal. Quizá tengáis motivos para hacerlo, pero si es así tal vez sea necesario que os planteéis alguna que otra cosilla. Igualmente, estoy contento porque la mayor parte de personas que han leído el artículo afirman que les ha gustado. Sea acertado o no el contenido de mi texto, ¿no estáis de acuerdo conmigo en que tiene que haber debate sobre las prácticas del periodismo de videojuegos? En verdad, siendo francos, este texto nunca estuvo dirigido a los medios grandes, sino a los pequeños e incipientes (como Bitjuegos mismo). De hecho, las quejas e incluso insultos que he leído en Twitter me han dado la idea de hacer una segunda parte en el futuro centrada en los vicios de los periodistas de videojuegos que trabajan en medios consolidados. Puede ser interesante.

    Y no, no tengo Twitter, por lo que no responderé nada allí. Tampoco planeo escribir ningún comentario más.

    Muchas gracias de nuevo por toda vuestra atención. Que paséis un buen día.

    9+
  7. Magnífico texto. Aquellos que se ofenden lo hacen porque se sienten identificados, sin más. Todo esto que comentas en el artículos son los medios favoritos de esos que tienen tan poco bagaje, conocimiento y lo peor de todo, interés en el videojuego que solamente lo UTILIZAN (porque es lo que hacen con los videojuegos) para hacer su ruido en redes sociales, ganar unos cuántos RT o FAV (más los que se dan a sí mismos JAJAJA) en un sector en el que cualquiera con un Smartphone es un experto. La prueba del algodón es que, generalmente, los “tuiteros que escriben de videojuegos” tiene a ser gente joven que no ha tocado una PSX. Y digo PSX porque si hay algún aludido en la sala ni siquiera tendrá constancia alguna de otros sistemas anteriores que podríamos citar. De cara a sus seguidores son muy especiales, pero de cara a un público “normal”, no tienen ni pajolera idea de videojuegos. Ya ni hablar de indies que solo molan cuando salen en Switch o cuando se dan a conocer, habiendo estado a cuatro euros durante dos años en otros sistemas, pero ahí no molaban ni servían para ir por internet de adalid de lo indie o salvaindustrias. Entre el crunch, lo indie pasado de moda, los textos que parecen novelas del Siglo XIX o las críticas de videojuegos en las que no se habla del videojuego estamos apañados. Al menos son textos atemporales: te echas las mismas risas hoy o en 2037.

    2+

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre