Este jueves 27 de junio salió Bloodstained: Ritual of the Night en Nintendo Switch, más de una semana después de su lanzamiento en PlayStation 4, Xbox One y PC. Muchos usuarios se han sorprendido al probar esta edición, ya que está pobremente optimizada y cuenta con problemas gráficos y de rendimiento.

El equipo de Koji Igarashi ha anunciado en Kickstarter que ya está trabajando en actualizaciones para arreglar la versión de Nintendo Switch. De hecho, en lugar de lanzar un gran parche que lo arregle todo, 505 Games irá sacando pequeñas actualizaciones para ir arreglando distintas zonas del juego poco a poco y lo más rápido posible.

El port, que ha sido desarrollado por una compañía third party, no solo muestra un nivel gráfico considerablemente inferior al de las ediciones de PlayStation 4, Xbox One y PC, sino que cuenta con errores de rendimiento. Muchos usuarios han explicado que el videojuego se cierra solo, se congela o sufre ralentizaciones, así como continuos bugs gráficos y efectos de popping.

En Bitjuegos hemos optado por probar la edición de Nintendo Switch para comprobarlo por nosotros mismos, y damos fe de que esos errores están presentes. A pesar de que cuenta con un parche de lanzamiento, la edición no solo está considerablemente recortada desde el punto de vista gráfico, sino que se producen esos errores de manera constante y hay acciones que suelen producir el cuelgue del juego. Todo ello, evidentemente, afecta de manera muy negativa a la experiencia del usuario. Os iremos informando a medida que se vayan lanzando estas actualizaciones.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre