La comisión de juego belga ha iniciado una investigación contra Electronic Arts después de que esta renunciara a modificar o eliminar los sobres de FIFA 18 y 19. La comisión dictaminó el pasado mes de abril que las cajas de botín son equiparables a las apuestas y que, por lo tanto, la desarrolladora tendría que adaptar su juego u obtener una licencia de juego en Bélgica.

La comisión belga apuntó en abril que las cajas de botín de FIFA 18, Overwatch y Counter-Strike: Global Offensive constituían un “juego de azar ilegal” y que se tendrían que adaptar a las leyes de apuestas belgas. Rechazar las modificaciones supone una ilegalidad en el país.

Blizzard, Valve y 2K Games optaron por realizar cambios en sus videojuegos para adaptarse a la ley de Bélgica, que busca asegurar que los menores no tengan acceso a compras con elementos de azar en un juego. El Gobierno belga define las cajas de botín como apuestas porque los jugadores no conocen con exactitud el elemento que pueden obtener con su compra.

EA ha sido la única en rechazar estos cambios y sigue su modelo de sobres en el Ultimate Team de FIFA 19, lo que le ha costado esta investigación de las autoridades belgas. EA se defendía en abril diciendo que sus juegos fueron “desarrollados e implementados con ética y de forma legal en todo el mundo” y no estaba de acuerdo con que sus juegos pudieran “ser considerados como ningún tipo de apuesta”.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre