La beta cerrada de Sea of Thieves tuvo un gran éxito y dejó un gran sabor de boca a muchos de los jugadores que surcaron los mares del título de Rare, aunque la falta de contenido fue una de las grandes críticas de la fase de prueba. La desarrolladora afirmó que apenas el 15% del contenido del juego se mostró en la beta y que el juego final es una experiencia mucho más completa.

Hoy conocemos más sobre el sistema de progresión del título y cómo nos podemos ‘pasar’ Sea of Thieves. Como piratas se nos ordenan misiones con alguna de las tres compañías comerciales que existen: la Orden de las Almas, los Acaparadores de Oro y la Alianza Mercantil. Así como completamos misiones, sube nuestra reputación en la compañía y podemos comprar ascensos dentro de ella para obtener nuevas misiones y elementos cosméticos. Una vez hemos alcanzado un cierto punto de reputación, llega el objetivo final.

Todo nuestro viaje en Sea of Thieves acaba por convertirnos en una leyenda pirata. Así como juguemos, nos encontraremos con PNJ (Personaje no jugador) que nos darán secretos sobre el mundo de Sea of Thieves. Llegado a cierto punto, conoceremos un secreto para hacer una misión en un lugar concreto que Rare no va a revelar. Entonces seremos una leyenda pirata y tendremos una llave a una zona oculta del mundo que no es accesible desde un menú y que debemos descubrir navegando. Esta zona estaba presente en la beta y nadie la encontró, por lo que su ubicación sigue siendo un secreto.

En esta zona oculta hay un lugar exclusivo para aquellos con el rango de leyenda pirata. Dentro está la Taberna de Leyendas, construida en los restos de un antiguo naufragio. Una vez lleguemos allí podremos tener acceso a misiones legendarias, las cuales sólo un jugador necesita acceso para que toda su tripulación pueda jugarlas y llevarse las recompensas correspondientes. Cuando seamos leyenda pirata, accederemos a skins más atractivas y exclusivas así como un título bajo el gamertag que acredita nuestro rango.

Aunque aquí no acaba todo. Una de las primeras actualizaciones que pretende lanzar Rare es la posibilidad de ser un legendario capitán, con la posibilidad de tener un barco personalizable y que el escondite secreto de los piratas se convierta en tu escondite.

Por mucho que pretendamos escondernos, nunca estaremos seguros en Sea of Thieves. No hay zonas seguras y siempre estaremos en el mismo mundo que otros tantos jugadores. Rare quiere que los jugadores se encuentren entre sí, al menos cada media hora, para reforzar la interacción en el mundo pirata.

Rare cree en Sea of Thieves como ejemplo del modelo de ‘juegos como servicio’, así que la frecuencia con la que saca actualizaciones y nuevas misiones resultará clave para mantener la atención a un título que puede convertirse en una de las revelaciones de este 2018.

Sea of Thieves llegará a Xbox One y Windows 10 el 20 de marzo. Recordamos que también será incluido en Xbox Game Pass desde su lanzamiento.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre