Durante el pre-show de Microsoft con motivo de la Gamescom, la compañía anunció una nueva tanda de juegos que serán mejorados para la Xbox One X, como Quantum Break o Rise of the Tomb Raider. Los desarrolladores de este último han publicado esta semana un vídeo con las mejoras gráficas que tendrá la versión de la nueva consola de Microsoft.

Entre las mejoras técnicas del título lanzado en 2015 destaca el soporte para la tecnología HDR y Dolby Atmos así como una mejora en la resolución texturas y en el anti-aliasing. Del mismo modo, se da la opción a los jugadores para que experimenten el juego en resolución 4K nativa, en 4K con renderizado por checkerboarding con mejoras gráficas o con una tasa de 60 frames por segundo sin caídas.

Con motivo de este anuncio, en Digital Foundry se han propuesto comparar la versión de Xbox One X con la que ya se lanzó en PS4 Pro y la conclusión es clara: la propuesta de Microsoft está por encima gráficamente. Algo que podía ser previsible por lanzarse después y a un precio más elevado.

Fuente: Digital Foundry

En su artículo destacan que el modo con mejoras gráficas, el segundo listado previamente, se presenta como una alternativa en resolución 4K en Xbox One X, mientras que en la consola de Sony lo hace en 1080p. Asimismo, en la opción de prioridad a los frames por segundo, la Xbox consigue unos 60fps sólidos mientras que la PS4 Pro experimenta caídas a los 50fps en algunas escenas.

En DF concluyen que esta comparativa sugiere que Xbox One X cumplirá en su promesa de ofrecer las mejores versiones de los juegos third-party y lo demuestra en uno de los títulos más complejos técnicamente de esta generación.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre