La incursión de Nintendo en el mercado móvil parece haber sido un movimiento inteligente, ya que numerosos usuarios están interesándose por sus franquicias y están probándolas sin la necesidad de adquirir uno de sus sistemas. Fire Emblem Heroes es la apuesta de la compañía nipona para traer su veterana saga de estrategia al mercado de los smartphones. Este es el resultado.

Hace unos pocos años la idea de ver a una compañía tan conservadora en según qué cuestiones como Nintendo sacando sus principales IP fuera de sus consolas era impensable. Sin embargo, la presión de los inversores y la búsqueda de nuevos frentes de negocio, motivada por el auge de los teléfonos móviles inteligentes, ha llevado a que sus franquicias exploren nuevos horizontes.

La saga Fire Emblem, en concreto, se adapta como un guante a las características de los smartphones. Continúa siendo un juego estratégico en el que la preparación y elegir los pasos correctos son la clave para superar los mapas que se nos van presentando.

El juego es completamente gratuito, y de hecho es perfectamente posible disfrutarlo al máximo sin pagar ni un solo euro. Sin embargo, como sucede con otros free-to-play, si queremos ir más allá, tendremos que pasar por caja en numerosas ocasiones. Por suerte, con tiempo y paciencia, es posible estar a la altura de los jugadores que hayan decidido invertir dinero en el videojuego sin la necesidad de sacar la cartera.

La trama de Fire Emblem Heroes es muy sencilla y una mera excusa para ponernos a jugar: el reino de Askr se encuentra en peligro, asediado por el imperio de Embla, una potencia militar dirigida por la princesa Veronica, dispuesta a esclavizar a los héroes de otros mundos para alcanzar sus objetivos. Ahí entra el jugador, que, cogiendo el rol de invocador de héroes, se encuentra con Alfonse y Shareena, príncipes de Askr. Con ellos descubre que gracias a una misteriosa arma puede traer a héroes de otras dimensiones para obtener su ayuda. Así, liberando a guerreros de otros mundos y reclutando a otros, el objetivo final es derrotar al imperio de Embla.

El reino de los móviles

Fire Emblem Heroes posee la jugabilidad clásica de la saga, pero muy simplificada, para funcionar correctamente en smartphones. Los mapas son muy sencillos y no existen elementos como las bonificaciones de terreno o los pueblos: cada misión se ve de un simple vistazo y las unidades tienen una movilidad muy limitada. También es imposible perder a guerreros en combate, a diferencia de lo que ocurre con las entregas clásicas de la serie. Cabe destacar, además, que los controles táctiles se adaptan como un guante a las exigencias de Fire Emblem: no nos sentiremos limitados por ello ni buscando un pad de control en ningún momento.

La estrategia se centra principalmente en el triángulo de armas característico de Fire Emblem: espada vence a hacha, hacha vence a lanza y lanza vence a espada. Es un sistema parecido al de “piedra, papel o tijeras” que se ha simplificado por colores para englobar también la magia y armas un poco distintas. Rojo vence a verde, verde vence a azul y azul vence a rojo. Es sencillo y fácil de recordar y una decisión claramente acertada por la plataforma en la que se desarrolla la aplicación.

Para conseguir a nuevos héroes hay que invocarlos utilizando unos objetos llamados orbes. Hay tres maneras de conseguirlos: superando misiones, entrando diariamente en la aplicación y… pasando por caja, pagando con dinero real. Hay decenas de héroes distintos pertenecientes a juegos de toda la serie Fire Emblem, cada uno tiene sus atributos y aparecen al azar, por lo que siempre será más fácil obtener los que nos interesan si ponemos dinero en el juego. En caso contrario, habrá que confiar en la suerte y la paciencia, hecho que puede acabar desesperando a más de uno.

Sin embargo, al ser un juego de móvil, se siente muy sencillo y limitado en comparación a los títulos tradicionales de la saga. Además, el sistema de juego y la simpleza de los mapas pueden acabar haciéndolo repetitivo para algunos jugadores. De todos modos, si la aplicación consigue engancharnos (es más fácil de lo que parece que eso ocurra), es probable que le dediquemos unos minutos cada día para superar las nuevas misiones y obtener las recompensas diarias. Y es que Nintendo, para mantener el interés de los usuarios, sigue sacando nuevos héroes, misiones y recompensas de manera periódica, ya que parece que su intención es acabar incluyendo a todos los personajes de la saga, que no son pocos.

El esquema gráfico es sencillo, pero los dibujos que tiene dedicados cada personaje son de una calidad innegable, a pesar de estar hechos con muchos estilos diferentes. La banda sonora tampoco está nada mal: a las composiciones de Heroes se suman melodías de toda la historia de la franquicia, que han sido exportadas directamente desde sus juegos originales. El resultado es un poco extraño porque hay melodías de Game Boy Advance y SNES junto a las actuales y eso se nota, pero le da un toque nostálgico que agradará a los usuarios veteranos de la saga.

Uno de los mayores problemas que tiene el juego es la ausencia de un buen modo multijugador que nos permita enfrentarnos a otros usuarios, ya sea de forma local u online. Sin duda le habría añadido más profundidad y motivación estratégica al juego, más teniendo en cuenta que podemos tener a decenas de héroes en nuestras filas.

Lo cierto es que a grandes rasgos se siente un videojuego bastante decente y que consigue lo que busca: atraer a nuevos fans y agradar a los veteranos por igual para expandir aún más la saga Fire Emblem.

  • 7/10
    Jugabilidad - 7/10
  • 7/10
    Gráficos - 7/10
  • 7.5/10
    Sonido - 7.5/10
  • 7.6/10
    Innovación - 7.6/10
  • 8.3/10
    Duración - 8.3/10
  • 5.8/10
    Historia - 5.8/10
7/10

Resumen

Fire Emblem se estrena en el mundo de los smartphones con un videojuego que posee todas sus características clásicas: estrategia, personajes carismáticos y un fuerte énfasis en la preparación para obtener la victoria. Sin embargo, al poco tiempo la realidad choca con el jugador y le recuerda que sigue siendo lo que es: una aplicación de móvil. A pesar de que Nintendo se esfuerza por sacar contenidos periódicamente, al poco tiempo se convierte en un título repetitivo y visiblemente limitado, a no ser que se sea muy fan, en cuyo caso es fácil engancharse. De él hay que destacar que puede disfrutarse al máximo sin la necesidad de micropagos y que es una opción gratuita y divertida para disfrutar de Fire Emblem en cualquier lado.

Al final, parece evidente que para experimentar un buen y completo título de la franquicia hay que hacerlo en las consolas de Nintendo. A pesar de ello, puede ser una puerta de entrada ideal para nuevos usuarios, ya que el juego tiene opciones suficientes para hacerlo atractivo para ellos. Y así, cuando busquen algo más… decidan dar el paso y probar los títulos clásicos de la franquicia.

0

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre