Tras reposar durante el tiempo necesario el atracón de carne fresca que nos hemos dado con el remake de Resident Evil 2, en Bitjuegos os traemos un análisis pausado y meditado de la nueva versión del clásico de Capcom. Resident Evil 2 llegó a nuestras consolas en 1998, y más de 20 años después ha regresado para ocupar el trono que siempre le ha pertenecido. Zombis, puzles y una atmósfera sublime para vestir de gala al rey del survival.

Resident Evil 2 Llegada a Raccoon City
Nuestra llegada a Raccoon no augura nada bueno

De vuelta a Raccoon City

Tras un largo viaje por carretera bajo la lluvia, nuestro protagonista (ya sea Leon o Claire) se detiene en una gasolinera, a unos pocos metros un cartel nos da la bienvenida a Raccoon City. Todo parece tranquilo y normal, hasta que los primeros signos de que algo va mal empiezan a aparecer. Nadie nos atiende y hay un coche patrulla vacío y con las puertas abiertas, así que nos dirigimos a la tienda para pagar el repostaje, pero al entrar todo empeora. El establecimiento está a oscuras y hecho un desastre, y reina un silencio escalofriante. Linterna en mano avanzamos, cortando literalmente la oscuridad con el haz de luz, hasta encontrarnos a un hombre herido, sentado en el suelo y que no es capaz de articular palabra, solo nos señala hacia el interior del almacén.

Una vez dentro, tendremos nuestro primer encuentro con el terror, al ver como un zombi devora a un policía delante de nosotros. Disparamos, no muere. Corremos hasta la llave y salimos de la gasolinera a duras penas, perseguidos por una turba de muertos vivientes.

En una huida desquiciante llegamos hasta Raccoon City, donde el caos gobierna sobre todas las cosas, y antes de poder plantearnos un objetivo claro, un camionero infectado nos arrolla y nos lanza indefensos a las calles plagadas de zombis. Huyendo del horror llegamos a la comisaría de policía, sobre la puerta de entrada leemos “R.P.D.”, Raccoon Police Department. Cruzamos el umbral y entramos al mítico salón principal de la comisaría. Así empieza Resident Evil 2, así nos empiezan a contar una historia que nos llevará a desvelar el porqué del brote vírico que convierte a la gente en bestias sangrientas guiadas por instintos, y a descubrir a los responsables que hay detrás.

Resident Evil 2 Análisis
El salón principal de la comisaría será una vuelta al pasado.

Desde esta abrumadora introducción está presente el afán de Capcom por conquistar a los viejos fans del juego, mostrando una secuencia inicial prácticamente idéntica a la original, pero con algunos cambios y añadidos que la hacen más interesante y completa. Por ejemplo, nos muestran cómo se infecta el camionero que causa el accidente, y la gasolinera es una fase jugable, no una secuencia. El juego al completo es una mezcla de reinvención y reciclaje, de sorpresas y viejas sensaciones. Gracias al brillante RE Engine, el motor gráfico que Capcom estrenó con Resident Evil VII, y a la tecnología de la fotogrametría, que permite reproducir objetos reales en un videojuego con asombroso realismo, podemos disfrutar de un apartado visual a la altura de este videojuego. Está claro que la compañía de Osaka ha querido dejar claro esto desde el principio del juego, para conquistarnos y engancharnos al mando.

Carne, sangre y horror terriblemente realistas

Precisamente gracias a estos dos elementos, el RE Engine y la fotogrametría, Capcom ha podido crear un título que, a pesar de ser una reinvención de un juego de hace más de 20 años, ha sido capaz de sorprender. La crudeza con la que se desarrollan los enfrentamientos con los zombis es sorprendente y es muy probable que durante nuestros primeros encuentros con las criaturas nos quedemos anonadados, observando los efectos de nuestros disparos y golpes en los enemigos, y viceversa. Cada bala que disparemos contra un enemigo tendrá un efecto realista en su cuerpo, perfectamente consecuente con la zona a la que apuntemos o el tipo de arma que utilicemos.

Resident Evil 2 zombi
Las físicas de los zombis y objetos logran un realismo increíble.

Por ejemplo, si disparamos a un enemigo y la bala impacta en un lateral del cuello se creara un agujero con forma de media esfera, y si disparamos a un zombi caído en la parte superior del cráneo podremos ver el material óseo agujereado y el cerebro en el interior. También podremos apuntar a las extremidades y amputarlas, forzando a los zombis a arrastrarse por el suelo. Además, al hacer esto, nuestros enemigos adaptaran sus movimientos a su perjudicada anatomía, por ejemplo, si les falta una pierna, tendrán que flexionar mucho más la que aún conserven para poder impulsarse, e incluso ayudarse con las manos para girar, apoyándose en las paredes.

Si disparamos hasta matar a un zombi que intenta atravesar los tablones de una ventana, podremos ver como en lugar de caer, si tiene los brazos introducidos entre los tablones, se quedará sujeto por ellos, muerto e inmóvil, pero en pie. El entorno y los objetos también serán susceptibles de cambio, por ejemplo, los lickers dejarán profundos arañazos en suelos y paredes cada vez que lancen un zarpazo, las prendas de ropa de los zombis se pueden rasgar y quemar, y los ataques enemigos dejarán manchas y arañazos en nuestra ropa.

Resident Evil 2 zombi
El detallismo de los rostros y texturas crea una atmósfera aterradora.

El apartado lumínico de Resident Evil 2 Remake es otro de los aspectos en los que Capcom se ha superado. Han creado un juego de luces y sombras asombroso y realista, no solo veremos una sombra que será un fiel reflejo de lo que hagamos, incluyendo armas y movimientos, sino que se adaptará a el entorno en el que nos movamos, deformándose de manera real, y temblando con los vaivenes de la linterna o el titilar de las luces. Además, nuestra linterna (un añadido que no teníamos en el original) se siente realmente útil, el juego solo nos deja usarla en determinados entornos, y es como si literalmente rasgara la oscuridad a su paso. Da gusto enfocar una puerta en un pasillo oscuro y ver como se refleja la luz en las vetas de la madera o el metal de los pomos.

Resident Evil 2 Análisis
El juego de luces y sombras es exquisito.

La atmósfera del survival

Junto al apartado lumínico, que convierte la colorida comisaría de cámaras fijas en un laberinto oscuro y lúgubre, el sonido es otro de los ingredientes que ayuda a crear una atmósfera de tensión continua en este título. Por un lado, la banda sonora, que conserva piezas de la original de 1998 con arreglos que la hacen sonar de maravilla, nos empieza a sugerir que algo no va bien. Son melodías que nos incitan a explorar cuando hay que hacerlo, o que nos ponen en tensión cuando hay peligro cerca, intensificando la angustia y el terror que provocan los zombis. La banda sonora se adapta perfectamente a cada momento y acompañan con gran acierto a la batería de sonidos extraños que llenan los pasillos de la comisaría o los laboratorios de Umbrella. Un conjunto de ruidos entre los que encontramos gruñidos, susurros y voces lastimeras, entre otros. Este añadido que no encontrábamos en el original de 1998, al menos no en la misma medida, ayudan a provocarnos verdadero miedo o angustia en algunos tramos de la aventura.

Resident Evil 2 Tyrant
La conversión de los viejos enemigos con la calidad gráfica actual es una delicia a nivel visual.

Pero la atmósfera de Resident Evil 2 Remake no se logra solo a base de sonidos, luces y sombras, sino que para lograrla se construido un ecosistema de todos sus elementos, tanto jugables como artísticos. El clima de tensión que se consigue a nivel artístico se complementa perfectamente con la medida dificultad, conseguida a través de la dureza y la agresividad rediseñada de los enemigos, y con la equilibrada cantidad de recursos. Esta última, si bien no es exageradamente frustrante o exigente, no nos permite malgastar a cascoporro, ni la munición ni las medicinas. Enemigos como los lickers son mucho más agresivos y peligrosos, pudiendo desplazarse por paredes y techos a una velocidad de vértigo, y lanzándose hacia nosotros en un abrir y cerrar de ojos. La mejor opción contra ellos serán las granadas cegadoras, para anular sus sentidos.

El último gran añadido para crear esta composición es la extendida presencia de Tyrant o Mr. X que nos perseguirá durante mucho más tiempo de lo que lo hacía en la versión original, será más rápido y persistente, y, además, aparecerá en todos los escenarios. Nos perseguirá de manera incansable mientras tenemos que explorar o resolver acertijos, y no podremos hacer más que detenerlo momentáneamente. Si le causamos suficiente daño, apenas se quedará aturdido durante unos segundos.

Resident Evil 2 Mr. X
El Mr. X pondrá la guinda al pastel, en cuanto a tensión se refiere.

Extensión y modos de juego

Como es habitual entre los survival horror, y especialmente en la saga Resident Evil, la duración de la aventura no es demasiada extensa. Cada una de las campañas, de Leon y Claire, nos llevarán entre 4 y 8 horas, dependiendo de nuestro conocimiento de los acertijos. Además, podremos desbloquear un recorrido alternativo para cada personaje, al igual que en el original, y varios modos de juego extra. Entre ellos el Fourth Survivor, en el que encarnamos al mítico HUNK en un recorrido de supervivencia contrareloj. O el extraño Tofu Survivor, modo de juego idéntico al Fourth Survivor, pero controlando a un trozo de tofu. Sí, tal como suena. Por último, Capcom ha anunciado añadir de manera gratuita un modo de juego procedural llamado Ghost Survivors.

  • 9/10
    Jugabilidad - 9/10
  • 9.5/10
    Gráficos - 9.5/10
  • 10/10
    Sonido - 10/10
  • 8.5/10
    Innovación - 8.5/10
  • 8.5/10
    Duración - 8.5/10
  • 9.5/10
    Historia - 9.5/10
9.5/10

Resumen

Resident Evil 2 Remake es una mezcla medida y precisa de elementos clásicos y reinvención de lo que en su momento funcionó. Las nuevas posibilidades técnicas lo llevan al nivel de suspense y angustia que necesita, y el remodelado estructural de los escenarios le sienta de maravilla. Un must del survival horror.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre