El videojuego español Allan Poe’s Nightmare recibió una actualización el pasado 19 de enero, coincidiendo con el 210º aniversario del nacimiento del afamado escritor estadounidense. En Allan Poe’s Nightmare nos introduciremos en un mundo de pesadilla del que deberemos escapar reviviendo las obras de Edgar Allan Poe. Todo, desde nuestro dispositivo móvil. ¿Logra estar a la altura? Te lo contamos en este análisis.

Edgar Allan Poe (1809-1849) tuvo una vida difícil y atormentada. Y, aunque sobre decirlo, esos problemas en su día a día se reflejaron en sus obras, que sin duda se vieron fuertemente influenciadas por sus circunstancias personales. Su temprana muerte, todavía hoy rodeada de misterio, contribuyó a mitificar todavía más su figura. ¿Fue un asesinato? ¿Un suicidio? ¿Una enfermedad como el cólera, la sífilis o la rabia? ¿O su adicción al alcohol le hizo beber más de la cuenta? Nadie lo sabe a ciencia cierta.

Es probable que la vida turbulenta de Poe, así como su gusto por su obra, haya animado al estudio español Gametopia a crear este videojuego para Android e iOS con una estética única, una banda sonora muy acertada y un trasfondo muy interesante.

En Allan Poe’s Nightmare nos ponemos en la piel del mismísimo escritor. En esta obra para dispositivos móviles, Edgar Allan Poe debe escapar de una terrorífica pesadilla en la que sus obras han cobrado vida. Este título busca que el jugador descubra o redescrubra la obra del afamado escritor estadounidense poniendo a prueba sus reflejos a través de cinco niveles delirantes, basados, entre otros, en el poema Annabel Lee o en el relato La máscara de la muerte roja.

Descenso al abismo 

Edgar Allan Poe llevaba varias noches sin dormir. Necesitaba escribir, pero la inspiración no estaba de su parte. Nervioso y desesperado, comenzó a beber, esperando que el láudano le ayudara a reactivar su imaginación. Sin embargo, en su lugar, se topó con una pesadilla terrible. Una de la que no podrá despertar fácilmente.

Mirando a su alrededor, se vio situado en mitad de París, en una calle conocida. Ahí encontró una carta de uno de sus personajes, el detective Chevalier Auguste Dupin, en la que le animaba a utilizar una pluma voladora creada por el Dr. Renner para lograr escapar de esa pesadilla.

Allan Poe’s Nightmare cuenta con cinco capítulos distintos separados en cinco niveles. Al final de cada episodio deberemos enfrentarnos a un jefe de fase. La jugabilidad es muy sencilla, adaptada a dispositivos móviles: Poe avanzará de forma automática en su pluma a reacción, y tocando la pantalla haremos que ascienda, como ocurre en otros videojuegos del estilo. Si no la tocamos, la pluma descenderá.

De este modo, deberemos superar múltiples obstáculos, y lo que es más importante: tendremos que coger letras extraídas directamente de sus relatos y poemas. De este modo, gracias a este videojuego, podremos revivir (o descubrir) las obras del afamado escritor. Sin embargo, detrás de nosotros acechará la muerte roja, dispuesta a acabar con nuestra vida, por lo que tendremos que ser rápidos, esquivar todo tipo de obstáculos y obtener las letras que forman parte del texto antes de que sea demasiado tarde.

Durante los niveles nos encontraremos minas explosivas y un humo que invierte nuestros controles, así como power ups y coleccionables destinados a alargar la vida útil del juego. Cada fase cuenta con tres objetos coleccionables, y gracias a los power ups podremos aumentar nuestra velocidad (clave para huir de la muerte roja) o colorear las letras que necesitamos, una ayuda importante en nuestra misión.

Durante nuestra aventura nos encontraremos informes del detective Chevalier Auguste Dupin, que nos ayudará a descubrir quién ha empujado a Poe a esta realidad alternativa de pesadilla y cuáles son sus verdaderas intenciones. Todo ello, sumado a unos cómics con efectos y música que se nos mostrarán a principio de cada nivel, se nos irá contando una historia que se entremezcla con la obra y vida del escritor.

Una pesadilla de la que no es fácil escapar

Gametopia se ha preocupado por ofrecer un juego con bastante contenido: además de los objetos coleccionables, hay logros desbloqueables que probablemente nos animen a rejugar los niveles. Eso, si somos lo suficientemente habilidosos, porque Allan Poe’s Nightmare es un videojuego difícil y retante. A pesar de que los tutoriales son claros, desde el primer nivel tendremos que esforzarnos por salir adelante. Los errores no se perdonan, y si empezamos a coger las letras que no debemos, será inevitable que la muerte roja acabe con nosotros y debamos empezar la fase en cuestión desde el principio.

¿Esa alta dificultad es acorde al público que busca el juego? Si está centrado en la audiencia hardcore, sin duda, aunque uno pensaría que es esa clase de app pensada para todos los perfiles. Logrará picar a los jugadores más habilidosos, pero quizá aquellos lectores de Poe con menos reflejos y capacidad de anticiparse no consigan llegar a los últimos niveles de esta obra.

Entendemos que esta alta dificultad sea quizá necesaria para evitar que simplemente avanzar, esquivar y coger absolutamente todas las letras baste para llegar al final. Aún con todo, probablemente varios niveles de dificultad distintos habrían sido interesantes para sumarle puntos al juego, ya que aquellos menos habilidosos se frustrarán con facilidad.

La banda sonora del juego, así como sus efectos de sonido, son de una calidad incuestionable. Contamos con una selección de piezas de autores clásicos como Chopin, Bach o Prokofiev, entre otros, y lo cierto es que le sientan como un guante al ambiente del juego. Gametopia nos aconseja que nos pongamos auriculares al jugar a Allan Poe’s Nightmare, y nosotros hacemos lo mismo. Aún con todo, el uso de la música clásica tiene la ventaja de no tener que componer una banda sonora original pensada aposta para el juego. ¿Ha sido esa una decisión acertada? Es verdad que las piezas escogidas funcionan de manera excelente, pero también pensamos que una banda sonora original compuesta aposta para Allan Poe’s Nightmare le habría dado aún más personalidad al juego.

La estética de este videojuego merece una atención especial. Estaremos en un universo steampunk dominado por cuatro colores: blanco, negro, verde y rojo. El blanco y el negro son los más importantes y nos transmiten las sensaciones que el escritor se estará llevando en esta pesadilla ideada por Gametopia, y el rojo nos llamará la atención en situaciones de peligro o inquietud. Durante los cómics que cuentan la historia, muy trabajados, esta paleta de colores brillará con luz propia y nos meterá de lleno en esta terrible pesadilla.

Allan Poe’s Nightmare entra con facilidad por la vista, y aunque ese sea uno de sus principales reclamos, ese no es su mayor valor, sino el tratamiento con cariño de la vida y obra del escritor. Todo sin olvidarse de tener personalidad y crear un producto que a su manera es completamente independiente. Es un título divertido, rápido de jugar e ideal para ratos muertos en el transporte público o al esperar en la consulta del médico, disfrutable tanto por fans de la obra del escritor como por aquellos que solo han oído hablar de él.

La versión analizada es la de iOS.

  • 7.8/10
    Jugabilidad - 7.8/10
  • 9/10
    Gráficos - 9/10
  • 8/10
    Sonido - 8/10
  • 7.7/10
    Innovación - 7.7/10
  • 8/10
    Duración - 8/10
  • 7.5/10
    Historia - 7.5/10
8/10

Resumen

Allan Poe’s Nightmare es un videojuego que merece más atención que la que está recibiendo. Su estética, música y ambientación es envidiable, y cuenta con algunos elementos muy originales en relación a su premisa y profundidad más allá de lo que ofrece el propio juego.

Tiene algunos picos de dificultad elevados y su esquema jugable es sencillo, pero es divertido y su historia es lo suficientemente interesante como para querer verla entera. Además, es una excusa ideal para conocer o redescubrir la obra de Edgar Allan Poe. Vale la pena darle una oportunidad, aunque sea solo por su lograda ambientación.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre