Llegar y besar el santo. Así fueron los inicios del desarrollador Planet Moon Studios, que en el año 2000 publicó su premiado título Giants: Citizen Kabuto. La crítica aplaudió en especial su historia plagada de humor, aunque finalmente el juego no caló entre los usuarios, al menos a nivel de ventas.

Más allá de sus pobres resultados comerciales, Giants: Citizen Kabuto resultó ser la carta de presentación ideal para unos rookies como Planet Moon Studios. Aunque a menudo lo describen como un shooter, va mucho más allá: aúna otros géneros como estrategia o conducción en sus diferentes misiones.

Ahora Planet Moon Studios ya ha pasado a la historia después de que Bigpoint fichara al talento de este desarrollador, según recuerda la web PR Newswire, y de esta forma quedara desmantelada. Eso sí, siempre quedará para el recuerdo un título como este, que además es su videojuego mejor valorado en Metacritic con 85 puntos en su versión para PC (79 en la edición para PlayStation 2). Y ya ni hablemos de sus numerosos premios, como el que le otorgó la web IGN.

Los Meccs y la traidora contra el tirano Kabuto

Giants: Citizen Kabuto nos ubica en la Isla, un fragmento enorme de un planeta que vaga por el espacio. Nuestros protagonistas iniciales son los Meccs, una raza humanoide. Baz y Tel se aventuran por estas tierras en busca de unos amigos que al parecer han sufrido un accidente por la zona y han quedado prisioneros. Sin embargo, Baz acaba solo y tiene que ir primero a por Tel y después a por sus otros tres compañeros: Reg, Gordon y Bennett. La tarea de los Meccs pasa por matar a los destripadores, los guardianes de las Azotes del Mar y… Kabuto, quien tiene a su merced a toda la Isla.

A la hora de disponer de armas, es de agradecer la variedad que hallarás en las tiendas distribuidas en las diferentes pantallas. Podrás ‘comprar’ (sin necesidad de gastar ni un duro) armas de fuego como metralletas o morteros, pero también está la opción de adquirir granadas, minas, torretas automáticas para defender tu base o inyecciones de salud.

El juego, sin embargo, no pasará solo por una simple operación rescate. Resulta que en la Isla viven unos pacíficos seres llamados Listillos, unos enanos de cabeza desproporcionada a quienes las Azotes del Mar están amargando su existencia. No les quedará otra que ayudar a los Listillos después de que les metieran en tal sarao. Estos cabezudos, dicho sea de paso, son un poco mandones.

La tarea del jugador no se limitará únicamente a manejar a Baz. También deberá ponerse en la piel de Delphi, la hija de la reina de las Azotes del Mar y una desertora. Si los Meccs estaban provistos de equipamiento de alta tecnología, la traidora dispone de poderes para realizar conjuros -también puede disparar flechas de toda clase- y acabar así con el ejército de su madre. Asimismo, aún hay un tercer personaje al que deberá guiar: ¡Kabuto! Alerta, spoiler: en realidad es Delphi, quien se transforma en el gigante antagonista tras conseguir un trozo de la piedra de Kabuto.

La dificultad del juego pasa básicamente por la superioridad numérica del rival. Aquí es donde entran los elementos de estrategia. Tirarse al campo de batalla contra el ejército rival es toda una locura si no hay un plan de ataque. De hecho, acabar con el tirano Kabuto no es difícil si no se opta por la solución obvia, dispararle a pelo. En parte es decepcionante la facilidad con la que se le puede matar con solo pensar un poco.

¿Qué tal ha envejecido?

Una buena historia salpicada de humor nunca envejece. Es, de hecho, uno de los puntos fuertes del título. Giants lo tiene todo: drama, muerte, amor interracial, desengaños, sexo interracial implícito detrás de un arbusto, el enfrentamiento madre-hija y hasta una relación homosexual. Pero, en general, la trama gira en torno al humor. Hasta el fallecimiento de un Listillo memorable tiene su toque gracioso. Y qué decir del planeta Majorca, el que tenía que ser el destino vacacional de los Meccs. Ya su nombre nos da una idea de en qué isla del Mediterráneo se han inspirado. Después se acaban por delatar asegurando que van hasta allí por el sol, la playa, la cerveza y la paella.

En cuanto a los gráficos, siguen decepcionando igual que el primer día. Hay que ponerle el mérito de que consiguieron crear un ambiente un tanto siniestro y a la vez caribeño. Los paisajes creados los podríamos describir como espectaculares si no fuera por un elemento un tanto molesto: la abundancia de líneas rectas en toda la Isla. Es cierto que a veces cumplen una función, que es indicarnos por dónde podemos subir a pie por una colina empinada, pero resulta poco grato a la vista.

También es de agradecer la buena selección que hicieron en su momento de los actores de doblaje para cada uno de los personajes, aunque luego las voces van a otro ritmo que el movimiento de las bocas. Otro punto relacionado, la banda sonora, destaca por ser épica y mostrarse en sus dosis justas. Asimismo, son dignos de mención sus efectos de sonido, muy cuidados y que van más allá de la decencia.

Otro problema que con el tiempo se ha agravado es que en su versión para PS2 (en PC es otro cantar) es la carencia de un modo multijugador. Para muchos usuarios ahora es un imperativo tener en frente a otra persona, preferiblemente un amigo, en parte por el auge de los juegos en línea. Si ya era importante allá por el 2000, en estos tiempos lo es aún más. Y esto le puede pesar a quienes opten por disfrutar un rato de Giants: Citizen Kabuto. Siempre nos quedará la opción de turnarnos.

Lo cierto es que, aún con tales problemas, en la actualidad sigue siendo un título con el que tirarse horas y horas delante de la consola. Aparte de la magnífica historia que nos cuenta, la variedad de las misiones borra de un plumazo la monotonía presente en otros videojuegos de disparos. Como ya hemos mencionado, incluye elementos de conducción: las carreras en motos acuáticas contra tus enemigos. Luego hay que añadirle misiones de rescate de Listillos o aquellas que en las que se debe crear una base y evitar que los secuaces de las Azotes del Mar secuestren al Listillo jefe de turno.

Kabuto muerto, Giants: Citizen Kabuto

¿Dónde y cómo puedo comprarlo?

Si lo que te interesa es el formato físico, Giants: Citizen Kabuto no es uno de esos títulos que se encuentren de forma habitual en tiendas de segunda mano o mercadillos. No es de extrañar: según datos de VGChartz, se vendieron unas 60.000 copias del videojuego para PlayStation 2 en todo el mundo, unas cifras ridículas.

Por suerte, Steam nos da la oportunidad de probarlo en un PC. La versión disponible en la plataforma digital es la misma que salió en el año 2000. Si no te importa que esta edición no esté traducida al español, esta es tu opción.

Dicho sea de paso, el desarrollador Rogue Rocket Games -compuesto por algunos ex de Planet Moon Studios- se propuso sacar una secuela llamada First Wonder. Lanzó una campaña en Kickstater con la que pretendían recaudar la ambiciosa cifra de medio millón de dólares. Sin embargo, solo llegaron a los 46.000 dólares, por lo que el proyecto quedó suspendido.

0

Inicio Foros Un vistazo al pasado: Giants: Citizen Kabuto

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Pablo Morilla hace 1 semana, 6 días.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.