Volvemos a por otro clásico de los videojuegos, de Super Nintendo y las plataformas. Super Castlevania IV llegó muy pronto, en 1991 (1992 en Europa) y a pesar de ello siguió sorprendiendo a los jugadores durante muchos años gracias a sus magníficos gráficos, controles y ambientación. También, era una prueba más de que los videojuegos de plataformas no tenían por qué ser alegres y coloridos, sino todo lo contrario. En Super Castlevania IV encarnamos a un héroe con la misión de derrotar al mismísimo conde Drácula.

¿Quién le iba a decir en su día a Bram Stoker que su magnífica novela, Drácula (1897), iba a dejar un legado tan inmenso en la cultura popular? Infinidad de películas, obras de teatro, cómics y series de televisión se inspiran en ella. Y, por supuesto, también tenemos que recordar al mundo de los videojuegos, con la saga Castlevania como su mayor exponente.

Super Castlevania IV fue el cuarto videojuego de la franquicia, pero no es una entrega completamente nueva, al menos en lo que a historia se refiere: es un remake del Castlevania original de NES, lanzado en 1986. Sin embargo, no es justo catalogarlo como una simple reedición del título original: es un “remake” con todas las letras, es decir, es un juego completamente nuevo en todos los aspectos, salvo por su trama y algunos detalles menores.

Konami consiguió crear un plataformas atemporal y que todavía hoy se sigue jugando y recordando por ser uno de los mejores videojuegos de SNES. Musicalmente y gráficamente hablando sigue siendo muy bonito, y su ambientación está tan lograda que es capaz de rivalizar con muchos títulos modernos. Fue un videojuego que comenzó a caminar hacia la fantástica ambientación que se consiguió años más tarde con Castlevania: Symphony of the Night (1997), pero sigue siendo un plataformas puro y duro en dos dimensiones, al igual que lo es el icónico Super Mario World (1990).

Hay que detener a Drácula

La historia de Castlevania parte de un esquema muy clásico y que suele repetirse en cada entrega, como ocurre con los videojuegos de Mario. En la legendaria saga de Konami, debemos encarnar a un miembro de la familia Belmont para derrotar al conde Drácula, que resucita cada cierto tiempo con el objetivo de conquistar el mundo y esclavizar a la Humanidad.

Estamos en 1691. En Super Castlevania IV nos ponemos en la piel de Simon Belmont, el héroe original de la franquicia, con el objetivo de infiltrarnos en el castillo de Drácula, en Rumanía; ahí deberemos derrotar a cientos de monstruos que sirven al infame conde. Armados con el legendario látigo Vampire Killer (Matavampiros), somos los únicos con el poder suficiente para neutralizar y vencer a Drácula, el vampiro más poderoso del mundo y una amenaza para la raza humana. Es responsabilidad de Simon hacerlo, ya que solo un miembro del Clan Belmont tiene la capacidad de utilizar dicho látigo.

La historia es simple, pero efectiva, como las de antes: su objetivo es ponernos a los mandos de la consola y que derrotemos a infinidad de monstruos mientras nos abrimos paso hasta llegar al Príncipe de la Oscuridad y sumirle en un profundo sueño de nuevo.

Sin embargo, por mucho que hablemos de matar a monstruos y demonios, este videojuego es un plataformas: para avanzar por los niveles tenemos que sortear peligros no solo blandiendo nuestro látigo, sino calculando bien nuestros saltos y esquivando todo tipo de peligros. Hay un equilibro también con elementos de acción, evidentemente: el látigo, nuestra principal arma, puede combinarse con varias armas secundarias que harán nuestro camino más fácil y nos ayudarán en la lucha contra espectaculares jefes finales, entre los que podemos encontrar monstruos tan emblemáticos como la Momia, el monstruo de Frankenstein o la Muerte.

El castillo de Drácula es realmente siniestro y a la genial ambientación gráfica se le suma la sonora, con una música muy bien escogida y compuesta. Los instrumentos, aún siendo de SNES, recuerdan a los reales y se aprecia el esfuerzo de Konami por querer ambientar su aventura lo mejor posible.

La curva de dificultad es fantástica y Super Castlevania IV tiene un gran potencial rejugable. Sigue siendo hoy no solo uno de los mejores juegos de su saga, sino uno de los mejores plataformas de la historia.

¿Qué tal ha envejecido?

Super Castlevania IV es un videojuego que se conserva realmente bien en el tiempo. Es cierto que gráficamente hablando se nota viejo porque fue uno de los juegos de lanzamiento de SNES, pero por su ambientación casi no ha pasado el tiempo. Los niveles siguen siendo tétricos y se nota que los desarrolladores pusieron mucho esfuerzo en trasladar cómo debería verse el castillo de Drácula en la vida real.

Los instrumentos también se oyen algo antiguos, pero las canciones son de tanta calidad y están tan bien escogidas que no se sienten tan viejos, sino más parecidos a lo que escucharíamos en un juego independiente más actual.

Jugablemente hablando también funciona muy bien y se mantiene cómodo y con un control excelente. La curva de dificultad también es magnífica y es un juego retante sin ser infernal.

Lo que notaremos enseguida es que el juego funciona con contraseñas, ya que por aquel entonces era muy raro que los videojuegos tuvieran sistemas para guardar la partida. Es una pequeña molestia añadida tener que introducirlas para seguir nuestro progreso, pero en la actualidad hay sistemas en las consolas virtuales para crear puntos de restauración y encontrar dichos passwords buscando por Internet es muy rápido y fácil. No es un problema relevante.

En general, como ocurre con casi todos los buenos juegos de SNES, ha aguantado muy bien el paso del tiempo, incluso mejor que muchos títulos de PlayStation o Nintendo 64.

¿Dónde y cómo puedo jugarlo?

Super Castlevania IV es una obra muy accesible hoy en día y fácil de jugar en muchísimas plataformas y por precios muy asequibles.

Encontrar el cartucho original se ha vuelto algo complicado y tendremos que gastarnos entre 30 y 40 euros para conseguir uno. Sin embargo, si queremos jugarlo con los controles originales, cabe recordar que es uno de los 21 juegos incluidos en la Super Nintendo Classic Mini, que ahora mismo puede comprarse en cualquier tienda de electrónica o videojuegos.

Si solo queremos conseguir este título en concreto, hemos de tener en cuenta que está disponible por precios por debajo de los 10 euros en las consolas virtuales de Wii, Wii U y New Nintendo 3DS.

0

Inicio Foros Un vistazo al pasado: Super Castlevania IV

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Ramón Oliver hace 3 meses.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.