A pesar de que los videojuegos de Sonic, la mascota de Sega, no tienen la calidad de antaño, nadie duda que el erizo azul es una leyenda. Su edad de oro fue en la etapa de los 16 bits, con joyas atemporales como este Sonic the Hedgehog (1991), el primer videojuego de la franquicia lanzado para la vieja Sega Mega Drive. ¿Su misión? Hacer lo imposible: derrotar al mismísimo Super Mario. Y aunque el debate está muy dividido, algunos fans creen que lo consiguió.

Nintendo Entertainment System fue un éxito a nivel global, y cuando llegó su sucesora, parecía que las cosas iban a seguir el mismo camino. El mayor competidor de Nintendo por aquel entonces, Sega, se tiraba de los pelos: ¿Cómo podían derrotar a una compañía con tanta cuota de mercado y con tan buenos videojuegos?

Sega Mega Drive era una consola menos potente que Super Nintendo, pero poseía más velocidad de procesador. Los desarrolladores y ejecutivos de la compañía se estrujaban la cabeza para idear un juego simple, divertido y que sirviera también para mostrar músculo técnico para poder derrotar a Nintendo. Sin embargo, no solo estaba ese problema: la mascota actual de la compañía, Alex Kidd, era incapaz de hacerle sombra a Mario en cuestiones de popularidad. Hacía falta una nueva mascota y un nuevo concepto que agradara a los jugadores.

Tras muchos bocetos, idearon un personaje amistoso, pero también más macarra que Mario y con una importante seña de identidad: la velocidad. Así nació Sonic the Hedgehog.

Más rápido que Alex Kidd… y SNES

El malvado doctor Ivo Robotnik (alias Dr. Eggman) ha comenzado a convertir a los animales en robots para fabricarse un ejército con el que conquistar el mundo mientras busca las poderosas Esmeraldas del Caos. Sin embargo, un héroe ha decidido alzarse contra el Dr. Robotnik, y ese no es otro que Sonic the Hedgehog, que deberá derrotar al doctor, salvar a los animales y recuperar todas las gemas.

Simple y efectivo, como el argumento de Mario. Todos los niños de los 90 entendieron de inmediato su objetivo, y si no lo hicieron, tanto da: una de las señas de identidad de Sonic the Hedgehog es su enorme sencillez. Para jugar, solo es necesario el botón de salto y la cruceta de movimiento. En poco tiempo, cualquiera se pone a disfrutar de la prometida velocidad de la que hace gala la publicidad y el nombre del personaje y recorre 18 geniales niveles repartidos por seis zonas distintas con sus respectivas fases especiales.

En Sonic the Hedgehog debemos recorrer los escenarios mientras recogemos cientos de anillos (siempre que tengamos al menos uno nos salvaremos de la muerte) y rescatamos a los animales de su cautiverio, ya que todos ellos han sido convertidos en robots. A pesar de que el juego no es una revolución, fue una importante vuelta de tuerca al género de las plataformas. Nadie se atrevía a cuestionar el carisma y el estilo de Sonic, que tenía un espíritu propio que incluso hoy lo sigue diferenciando de manera reseñable de otros juegos del género.

Sonic the Hedgehog es un juego divertido de principio a fin, aún más fácil de jugar que Super Mario World y además tiene una música sensacional, con mucha personalidad. Gracias a todos estos ingredientes y el enorme carisma del personaje no es de extrañar que Sonic lograra superar la popularidad de Mario en muchísimas partes del mundo, incluyendo territorios tan importantes en el mercado de los videojuegos de los 90 como América.

¿Qué tal ha envejecido?

La velocidad de la que hace gala Sonic the Hedgehog no es tan impresionante en la actualidad como en 1991, más teniendo en cuenta que en la propia Sega Mega Drive los Sonic siguientes le superaron en velocidad. Aún con todo, precisamente eso lo hace un plataformas más puro que puede ser del gusto de aquellos jugadores no tan centrados en la velocidad punta que es seña de identidad de muchos títulos modernos de la serie.

Gráficamente se nota algo antiguo, y también se aprecia que el juego posee pocas fases, sobre todo en comparación con los títulos del erizo azul que vinieron después. Este primer Sonic es realmente corto (lleva menos de 50 minutos completarlo, y nos bastará apenas media hora si ya nos lo conocemos bien), pero lo bueno es que lo jugaremos durante toda nuestra vida si nos gusta. Con la música ocurre algo parecido: a pesar de que las composiciones de Masato Nakamura son sensacionales, hay pocas canciones; una por cada zona, además de los temas de jefe y de fase especial.

En la cuestión jugable se mantiene fresco, aunque no dispone del spin dash, ya que se añadió en Sonic the Hedgehog 2 (1992). No es un problema, claro, pero muchos jugadores están muy acostumbrados a esta comodísima habilidad.

Aún con todo, es innegable que por su fantástica jugabilidad no ha pasado el tiempo. Es una obra que se deja jugar: es atractiva, fácil de comprender y controlar y muy variada. La velocidad tampoco es un problema a la hora de disfrutar de este cartucho: Sonic se desplaza de manera bastante precisa.

¿Dónde y cómo puedo jugarlo?

Jugar a Sonic the Hedgehog hoy en día es muy fácil. No solo está incluido en prácticamente todos los recopilatorios de Sega Mega Drive lanzados para PlayStation 2, Nintendo GameCube, PlayStation 3 o Xbox 360, sino que ha sido relanzado en PC en varias plataformas (en Steam está por menos de 5 euros) y también está disponible de forma gratuita para iOS y Android (eso sí, con publicidad, aunque podemos pagar una cantidad irrisoria para eliminarla).

De la misma forma, podemos obtenerlo en formato digital para Wii, Wii U y Nintendo 3DS (y esta última versión ha sido adaptada al 3D de la consola) por cifras inferiores a los 10 euros. El juego también tiene un port a GBA, está incluido de forma gratuita en Sonic Generations, se ofrece en promociones relacionadas con Sonic Mania… la cantidad de formas de obtenerlo son tantas que no caben en este artículo.

¡Ah! ¿Que lo queréis jugar en su consola original? ¡No es problema! Fue el segundo juego más vendido de Sega Mega Drive y además fue incluido en varios recopilatorios y packs de la propia consola de 16 bits, por lo que encontrar un cartucho del juego (o que lo incluya junto a otros títulos) no debería ser difícil en cualquier tienda física u online de segunda mano por cifras inferiores a los 5 euros. De hecho, con caja incluida es probable que os cobren menos de 10. Como podéis ver, no hay excusa para no disfrutar de este clásico de los videojuegos.

0

Inicio Foros Un vistazo al pasado: Sonic the Hedgehog

Este debate contiene 2 respuestas, tiene 3 mensajes y lo actualizó  Ramonium hace 2 semanas, 5 días.

Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Publicaciones
  • #9455

    Ramón Oliver
    Jefe de claves

    Un vistazo al pasado: Sonic the Hedgehog
    [Ver noticia: Un vistazo al pasado: Sonic the Hedgehog]

    0
    #9474

    Legault91
    Participante

    Port de GBA, que por lo que tengo entendido, fue un desastre.

    A pesar de esto, buen articulo.

    0
    #9483

    Ramonium
    Moderador

    Y de hecho, sí: el port de GBA fue un completo desastre. También por eso no llegó a Europa, porque fue una versión tan criticada que se dio un porrazo en ventas en América.

    Gracias por leer y por tu valoración.


    Redactor en Bitjuegos.

    1+
Viendo 3 publicaciones - del 1 al 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate.