Al hablar de los videojuegos del subgénero de acción Run and Gun (correr y disparar, literalmente), es habitual que nos vengan a la cabeza, aparte de atrevidos indies, dos sagas clásicas: Metal Slug (1996) y Contra (1987). Hoy vamos a hablar del primer título de la legendaria saga de Konami, el primer Probotector (sí, así se llamaba Contra en Europa por la censura alemana), en la que debíamos derrotar a hordas de alienígenas con la compañía de nuestra arma y tal vez un segundo jugador. Hoy os hablamos de uno de los mejores videojuegos de NES y de una obra que creó un subgénero entero.

Nintendo Entertainment System fue la consola de 8 bits de Nintendo y la máquina que salvó al mundo de la llamada “crisis de los videojuegos” de los 80. Con títulos de enorme calidad, sobre todo procedentes de Japón, muchísimas sagas legendarias nacieron con esta videoconsola. Quitando alguna que otra versión para MSX o arcade, las sagas Final Fantasy, Super Mario Bros., Metroid, The Legend of Zelda, Metal Gear, Castlevania o Mega Man nacieron en Nintendo Entertainment System. Y, obviamente, entre ellas está la serie que nos ocupa hoy: Contra.

Este título de Konami definió la máquina de 8 bits de Nintendo gracias a una jugabilidad frenética, unos niveles muy bien desarrollados y un modo multijugador cooperativo que ha demostrado ser, con el tiempo, uno de los mejores de su plataforma para disfrutar de la NES junto a una segunda persona.

Y es que Contra es un juego muy exigente, pero también muy divertido. Esa brutal dificultad (que nunca es injusta), no lo hace menos entretenido o frustrante: esa es una de las razones de su fama. Y aquellos que lo hayan hecho, sabrán que acabar Contra en compañía de un buen amigo da una de las sensaciones más satisfactorias que podemos sentir jugando a videojuegos.

Los niños juegan a Call of Duty. Los hombres juegan a Contra

En un futuro muy lejano, en el año 2631, un meteorito caerá en el archipiélago de Galuga, cerca de Nueva Zelanda. Con él, una forma de vida extraterrestre dormida llegará a la Tierra. Dos años más tarde, en 2633, una organización terrorista alienígena despertará a ese ser para invadir el planeta y conquistarlo.

Sin embargo, y por suerte… en ese futuro distante ya habrán nacido los dos mejores soldados de todos los tiempos: Bill Rizer y Lance Bean, de la Unidad Contra. Para detener la amenaza extraterrestre, serán mandados en solitario al archipiélago oceánico para exterminar a todos los alienígenas y salvar a la Humanidad.

Este es el argumento de Contra en las versiones japonesa y americana. Sin embargo, en Europa se censuró el juego, y se cambió a Bill y a Lance por dos robots, denominados Probotectors. Todos los sprites de apariencia humanoide fueron modificados para que parecieran autómatas, a pesar de que los enemigos de Contra sean alienígenas, y no personas. El argumento es parecido al original, pero con la diferencia de que los extraterrestres quieren invadir la Tierra con robots y se crean los Probotectors para salvar a nuestro planeta de la amenaza.

La historia, como en muchos juegos clásicos, es una excusa para que nos pongamos a jugar. Durante nuestra aventura deberemos abrirnos camino por divertidos y frenéticos niveles de acción lateral y derrotar a todos los enemigos que se nos pongan por delante. Finalmente, llegaremos hasta poderosos jefes finales que deberemos destruir para terminar las fases. Además de esos niveles en 2D, hay dos fases con profundidad que recuerdan a un campo de tiro: la perspectiva es tan buena que sabremos dónde están las balas amigas y enemigas en todo momento. El avance en esos niveles es hacia el centro de la pantalla: cada vez que destruyamos una pared, accederemos a la siguiente, hasta que derrotemos al jefe final de la fase.

Un tema interesante y que se ha convertido en regla de oro del género es la presencia de Power-Ups en forma de mejores pistolas. Hay una enorme variedad de ellas, entre las que se incluyen un Lanzallamas, un Rayo Láser o la famosa Pistola Propagadora, que se ha convertido en un clásico de la franquicia.

Este juego, al igual que otros Run and Gun, se caracteriza porque todo nos mata de un solo golpe. De hecho, este título posee una dificultad enorme que se ha mantenido a lo largo de toda la saga. Casi llega al masoquismo, pero es muy divertido: la satisfacción por ganar es casi insuperable y poco igualable por otros títulos.

¿Qué tal ha envejecido?

Gráficamente hablando, los juegos se NES se sienten antiguos, y Contra no es una excepción. La música, a pesar de ser mítica, también es de 8 bits, evidentemente. Sin embargo, el apartado gráfico era excelente en su día, y eso no es complicado apreciarlo. De hecho, en la versión japonesa hay animaciones, escenas y mejores efectos gráficos. Los diseños de Bill y Lance están bastante trabajados: veremos cómo vibran sus cuerpos y armas cuando disparan, y tienen bastantes movimientos en comparación a otros protagonistas de juegos de NES.

En la cuestión mecánica, Contra no se siente viejo en absoluto, y de hecho, junto con títulos como Mega Man, este es uno de los videojuegos que mejor han envejecido en la consola (y eso que salió en 1988). Contra se permite el lujo de mostrarnos un montón de elementos en pantalla: enemigos, balas, explosiones y rayos láser inundarán nuestro televisor. Sin embargo, rara vez se ralentizará: solo lo hará un poco en los momentos más críticos, en los que la cantidad de enemigos en pantalla sea realmente astronómica. Por suerte, no es algo que pase con frecuencia. Además, la profundidad en las fases que imitan el estilo 3D está muy lograda y sabremos en todo momento dónde están las balas gracias al buen trabajo técnico.

Y sí, Contra es brutalmente difícil, pero si a alguien le cuesta mucho terminarlo, siempre puede introducir el Konami Code, que otorga 30 vidas: de ese modo, terminar el juego es muy sencillo y accesible para cualquiera, aunque se pierda gran parte de su gracia con ese truco.

De hecho, a pesar de su dificultad, debe destacarse que el control es realmente exquisito para ser de un juego de NES. De hecho, Bill y Lance se manejan muy bien: si perdemos, no podremos echarle la culpa al control, desde luego. La precisión y las físicas del juego están muy bien hechas, y más para una consola de 8 bits. La variedad de armas también es un importante factor a favor, así como el fantástico diseño de jefes finales.

Otro aspecto importante: en Contra poseemos la posibilidad de disparar en ocho direcciones distintas (arriba, abajo, derecha, izquierda y las cuatro direcciones diagonales). Eso hace que el juego sea más sencillo y cómodo de manejar: muchos otros títulos de la época solo tienen tiros en cuatro direcciones.

Todo esto lo hace ideal para introducir a una persona en el mundo de los videojuegos retro. Y sí, su increíble multijugador os permitirá disfrutarlo con vuestra pareja, amigos o hermanos que no se atreven todavía con los juegos antiguos. Básicamente, Contra es casi perfecto jugablemente. Lo único que puede echar atrás es lo enormemente difícil que es: el juego es divertido, variado y satisfactorio de principio a fin.

¿Dónde y cómo puedo jugarlo?

Disfrutar Contra en su consola original (Nintendo Entertainment System) se ha ido complicando con el paso del tiempo, pero como fue un título muy famoso, buscándolo en tiendas retro o mercadillos termina apareciendo siempre. En América, buscando a fondo, no debería ser relativamente complicado conseguir un cartucho por un precio que oscile entre los 30 y 50 dólares. En Europa el caso es similar, aunque nos encontraremos con Probotector, la versión que salió en el viejo continente por la censura alemana, que es algo más lenta en lo jugable y no debería ser muy difícil conseguir por alrededor de 30 euros en los mismos ambientes mencionados para las tierras americanas.

Sin embargo, por suerte, Contra es uno de los videojuegos incluidos en NES Mini, por lo que si podemos hacernos con esa consolita retro podremos disfrutar de este clásico de Konami con su control original en nuestros televisores. También está disponible en el Xbox Live Arcade y puede jugarse no solo en Xbox 360, sino en Xbox One, ya que se unió al programa de retrocompatibilidad de la consola hace un año. Finalmente, vale la pena recordar que puede descargarse para la Consola Virtual de Wii y Wii U y disfrutarse en dichas consolas.

Además, si queremos jugarlo en una portátil, el videojuego viene incluido como extra desbloqueable en el notable Contra 4 de Nintendo DS junto con Super C, su secuela. Es importante remarcar que puede ser una forma de jugar al Contra de NES en Nintendo 3DS, aunque el juego no haya sido lanzado en la tienda virtual de dicha consola, ya que la consola estereoscópica de Nintendo posee retrocompatibilidad con Nintendo DS.

0

Inicio Foros Un vistazo al pasado: Contra/Probotector

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Ramón Oliver hace 2 semanas, 6 días.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.