El lanzamiento de SNES Mini ha provocado una nueva locura mundial, sobre todo por parte de los coleccionistas. Por suerte, Nintendo esta vez ha distribuido más unidades para evitar que los especuladores se hagan con un mercado definido por la escasez de productos, hecho que pasó con el modelo anterior, NES Mini.

Los entendidos en videojuegos suelen coincidir: SNES tiene uno de los mejores catálogos de todos los tiempos. Y la selección hecha para Super Nintendo es muy destacable, aunque… es evidente que faltan demasiados juegos, por limitarse a solo 21.

Estos son diez videojuegos imprescindibles que no están en SNES Mini:

10. Super Mario All-Stars

Super Mario All-Stars fue uno de los videojuegos más vendidos de la consola, y no es para menos: el cartucho es una remasterización de los tres Super Mario Bros. originales de SNES con numerosas mejoras e incluye el dificilísimo e inédito hasta ese momento Super Mario Bros.: The Lost Levels.

¿Estrictamente necesario? Eso puede debatirse, pero lo cierto es que Super Mario All-Stars fue uno de los videojuegos de la infancia de millones de jugadores y un auténtico clásico de la máquina.

Jugablemente sigue siendo una obra muy sólida y posee cuatro videojuegos legendarios en su interior. Super Mario All-Stars es una de las pocas remasterizaciones que de verdad han pasado a la historia. Más de uno habría agradecido su inclusión, sobre todo si su primera consola fue una SNES.

9. Axelay

A pesar de que hay una clara variedad de juegos en SNES Mini, no hay ningún shooter vertical o bullet hell, los habitualmente denominados “juegos de naves” o incluso “matamarcianos”. Si hubiera que incluir uno, Axelay debería ser la primera opción en la lista, ya que es reconocido no solo como uno de los mejores videojuegos de SNES, sino como un auténtico clásico del género.

La ambientación musical y gráfica de Axelay es casi perfecta, y aunque sea una obra considerablemente difícil, también posee una jugabilidad muy pulida y un control magnífico. El videojuego realmente tenía poco que envidiar a otros títulos que podían jugarse en las máquinas recreativas, plataformas en las que estaban disponibles los principales éxitos de la época. Axelay es un título que todo entendido en los shooters verticales tiene que haber jugado.

8. Illusion of Time

Illusion of Time es relevante en SNES por una razón importante más allá de su innegable calidad y personalidad. Y es que este Action RPG fue el primer título de la consola traducido al español, hecho que permitió que se sentase un pequeño precedente y pudieran llegar algunos pocos más, aunque no fueran tantos como nos habría gustado.

Jugablemente hablando tiene poco que envidiar a uno de los “intocables” de la consola, el clásico The Legend of Zelda: A Link to the Past, y cuenta con unas mecánicas originales y unas mazmorras excelentes. El inolvidable viaje de Will alrededor del mundo en busca de su padre perdido es una historia que quedó grabada a fuego en la mente de muchísimos jugadores por su seriedad, drama y momentos muy duros. Un clásico imprescindible en la biblioteca de todo amante de los RPG y un título que más de uno habría amado poder jugar en SNES Mini.

7. Battletoads in Battlemaniacs

Resulta algo desconcertante que en SNES Mini no se haya incluido ningún beat’em up, esos clásicos juegos tan populares en los 90 en los que se nos animaba a pegarnos con todo el mundo, normalmente tras alguna excusa argumental cualquiera.

Battletoads in Battlemaniacs, protagonizado por los Battletoads, que son algunos de los más icónicos héroes de Rare, contaba con unos enormes y detallados sprites, una banda sonora con mucha personalidad, y, evidentemente, con un genial modo cooperativo para dos jugadores.

El beat’em up fue uno de los géneros clave de Super Nintendo y uno de los más disfrutables en compañía de una segunda persona. Battletoads in Battlemaniacs sería uno ideal, aunque también podríamos tener en cuenta muchos otros, como por ejemplo…

6. Super Double Dragon

Sí, este mismo beat’em up. Super Double Dragon tiene unos sprites más pequeños que Battletoads in Battlemaniacs, pero jugablemente cuenta con opciones muy interesantes y poco vistas por aquel entonces en el género, como un botón de bloqueo.

Los héroes de Double Dragon, los geniales Billy y Jimmy, eran expertos luchadores que nos llevaban por localizaciones tan variopintas como un casino de Las Vegas o un barrio chino mientras repartíamos golpes a diestro y siniestro. Sin duda, uno de los clásicos del género más divertidos de la consola.

Aunque en Bitjuegos hayamos seleccionado estos dos juegos del género por su relevancia en la plataforma, lo cierto es que muchos otros podrían haber estado en su lugar: TMNT IV: Turtles in Time, Battletoads VS Double Dragon, cualquiera de los tres Final Fight, el genial Knights of the Round, The King of Dragons… La lista es extensa y perfectamente podría hacerse un top similar a este solo con títulos de este género.

5. Fire Emblem: Genealogy of the Holy War/Seisen no Keifu

Genealogy of the Holy War (o Seisen no Keifu, su nombre original) es reconocido por los mayores entendidos de Fire Emblem como el mejor videojuego de su saga, por encima incluso de títulos como Path of Radiance o cualquier Fire Emblem de Game Boy Advance o Nintendo 3DS. Sin embargo, todavía no ha llegado a Occidente, ya que en los 90 la saga Fire Emblem se mantenía estrictamente exclusiva de Japón.

SNES Mini habría sido una oportunidad ideal para rescatar esta obra maestra de la estrategia y llevarla a Europa y América. Desgraciadamente, el juego ni siquiera ha salido en la SNES Mini japonesa. Sin embargo, en el modelo nipón puede jugarse a Mystery of Emblem, el primer título de la serie para la máquina y protagonizado por Marth, el héroe principal de la franquicia. Lamentablemente, ninguno de los dos juegos ha llegado todavía a Europa. Habrá que seguir esperando a un lanzamiento o remake de este clásico.

4. Killer Instinct

Es evidente que Street Fighter II era un videojuego que tenía que estar obligatoriamente en SNES Mini. Sin embargo, no es justo que el único título de lucha de la consola haya sido ese, ya que en la máquina hay otras geniales apuestas de una calidad incuestionable, como el fantástico Killer Instinct.

La profundidad de esta obra, lanzada por la compañía británica Rare, fue tan grande que la cantidad total de combos y movimientos disponibles era bastante superior a la mostrada en otros juegos del género de SNES.

Tal vez tenía menos personajes que otras obras del género, pero su sistema de juego, espectaculares gráficos y magnífico control hacen que tal vez sea la mejor obra de peleas de los 16 bits. Tenía poco que envidiar a los videojuegos de las recreativas, y eso por aquel entonces es decir muchísimo.

3. Donkey Kong Country 2: Diddy Kong’s Quest

La secuela de Donkey Kong Country, protagonizada por Diddy Kong y su novia Dixie Kong, es habitualmente reconocida como uno de los mejores plataformas de todos los tiempos y una de las obras cumbres de Rare.

Supera en prácticamente todo a su antecesor y cuenta no solo con un apartado técnico precioso, sino con una música impresionante y una jugabilidad perfectamente pulida. Y eso es decir mucho, ya que el Donkey Kong Country original fue uno de los títulos que más dolores de cabeza le dio a Sega.

Donkey Kong Country 2 es un título muy variado y uno de los títulos que más de uno pensó que estarían incluidos en SNES Mini. Finalmente, nos equivocamos.

2. Terranigma

Este clásico entre los clásicos es un Action RPG de estatus legendario. Al igual que su precuela espiritual, Illusion of Time, Terranigma llegó completamente en español y afinaba la fórmula hasta el punto de que (esta vez sí) conseguía superar al clásico A Link to the Past en prácticamente todo.

Terranigma llegó muy tarde y no pasó por América, por lo que es un título relativamente poco conocido a pesar de su calidad. Su increíble historia, enorme originalidad, divertidísimo sistema jugable y un apartado gráfico y sonoro sobresaliente hacen de él un gran juego, pero no solo por esas cuestiones, sino por las impagables sensaciones que logra transmitir en el usuario. Es de lo mejor que se ha hecho jamás en el género y un título que debería haber estado en SNES Mini, aunque hubiera sido a costa de haber sacado uno o varios juegos.

1. Chrono Trigger

Muchos expertos afirman sin rodeos no solo que es el mejor juego de SNES, sino el mejor RPG de todos los tiempos. Lo cierto es que esas afirmaciones son completamente aceptables, ya que es un videojuego por el que no transcurre el tiempo, sino todo lo contrario: cuanto más tiempo pasa, más fácil es darse cuenta de lo buenísimo que fue en su día.

El inmortal Chrono Trigger supera en prácticamente todo al excelente Final Fantasy VI (que por suerte sí está incluido en SNES Mini), y eso es decir muchísimo, ya que la sexta entrega de la serie Final Fantasy es quizá la mejor de toda su serie.

Chrono Trigger es una aventura basada en viajes en el tiempo con unos personajes inolvidables, una banda sonora increíble, unos gráficos preciosos y un esquema jugable prácticamente perfecto.

Parecía imposible, pero existió y se hizo en 1995. Su ausencia en SNES Mini es una verdadera lástima y una de las razones que justificarían una segunda edición de la consola. Es uno de esos títulos que todo el mundo debería jugar, aunque al menos sea una vez.

1+

Inicio Foros SNES Mini: TOP de 10 juegos imprescindibles que no tiene

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Ramón Oliver hace 2 meses, 1 semana.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.