En los recientes días, todos o casi todos los que nos alimentamos a través de portales de noticias o redes sociales, referidos al mundo de los videojuegos, nos encontramos ante dos tristes eventos que de una u otra manera nos afectan a todos.

En primer lugar con motivo del análisis del metroidvania Dead Cells, el portal IGN publicaba su review firmada por el editor especializado en Nintendo, Filip Miucin. Hasta aquí no resultaba nada extraño que un portal de renombre abordara un título que se encuentra dentro de lo mejor de este 2018.

No había nada raro hasta que un ignoto youtuber llamado Boomstick Gamer se percató que el análisis firmado por Miucin, no era otra cosa sino un plagio de su propio trabajo, recurriendo a sinónimos o alterando algunos términos pero manteniendo la estructura y su enfoque en totalidad con respecto a los apartados del mencionado metroidvania.

La repercusión en otros medios y la viralización del hecho resultó tan grave que no solo creemos que sea el fin de la carrera de Miucin (al menos dentro del mundo de los videojuegos) sino que IGN además de despedirle ha procedido a investigar otras denuncias de plagio que involucraron al editor. Como resultado de esto se comenzaron a eliminar del portal otros análisis del mismo autor, en una decisión más que comprensible en un medio de su trayectoria.

Por otra parte, parece que este agosto nos deparaba una segunda ingrata sorpresa, al evidenciar por un error involuntario que el portal local Nintenderos cometió la “torpeza” de otorgar ganadores de sorteos a cuentas secundarias o clónicas del propio staff, lo que además de ser una práctica deleznable desde todo punto de vista, puso la lupa en el contenido de dicho portal, dejando en evidencia artículos plagiados directamente de otras fuentes, como ser el portal de habla inglesa Nintendo Everything, como se puede comprobar en este hilo de Twitter y sus respuestas, compartido ni más ni menos que por Juan Tejerina, actual director de la revista Games Tribune, en el cual manifiesta su repudio a este tipo de prácticas. Nintenderos ha lanzado un comunicado oficial para intentar despejar esta polémica.

Partiendo de estos lamentables hechos, quisiera expresar que esta no es una declaración en contra de nadie a modo personal ni el intento del inicio de una cacería de brujas, más sino la fervorosa defensa de un medio al que amo (y amamos, todos los que formamos parte de Bitjuegos) y si bien me toca ser colaborador aquí, nunca dejo de ser consumidor o jugador y de valorar cada oportunidad para enriquecer mi vida con las experiencias que nos otorgan los videojuegos.

Por supuesto, además de ser un buen ejemplo de lo que nunca debe hacerse, desde el rol de comunicar (el hecho de plagiar material) lo que más me entristece es intentar ponerme en los zapatos de aquel que lleva a cabo estas prácticas y como su “jugador interior” muere poco a poco, en la búsqueda desbocada de trascendencia o “fama”. Mi yo jugador, lector y apasionado de los videojuegos, busca con entusiasmo información y opinión sobre una obra que es de mi agrado, o incluso de aquellas que no lo son tanto, en la continua y exultante experiencia que nos regalan los videojuegos. Es por eso que creo que de fomentar o incluso hacer caso omiso a estas actitudes estamos matando al jugador desde dentro.

Desde Bitjuegos expresamos nuestro total rechazo a toda práctica de plagio, que atenta contra todo fundamento del rol y la responsabilidad del comunicador.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre