Las barreras de seguridad de Nintendo Switch han caído antes de lo previsto y lo cierto es que la vulnerabilidad no puede corregirse mediante actualización porque el problema reside en el hardware de la consola. Dos hackers han publicado los exploits que aprovechan una vulnerabilidad de seguridad del SoC Tegra X1 que permite ejecutar código homebrew en una Nintendo Switch. Así hemos podido leerlo en ElOtroLado, que ha aportado más información en las últimas horas.

Con este hack, ya es posible arrancar el SO Linux en la consola y emular juegos de Wii y Nintendo GameCube mediante Dolphin, el popular emulador para PC de esas consolas. De hecho, los hackers han lanzado ya instrucciones y herramientas para hacer funcionar Linux en la máquina híbrida de Nintendo.

El problema de dicha vulnerabilidad es que Nintendo debería cambiar el procesador de la consola para corregirla, por lo que todas las consolas que están a la venta y se están fabricando en la actualidad pueden ser víctimas de este hack.

Parece que la aparición de un sistema para hacer funcionar copias pirata de videojuegos de Nintendo Switch es inminente, por lo que Nintendo tendrá que tomar cartas en el asunto si desea evitar que se repita la situación que se dio en otras máquinas de la firma en el pasado, como Nintendo DS o Wii.

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre