Vuelvo a escribir sobre un juego corto, y quiero enfatizar en volver, porque este juego lo hace también. Es el regreso de un gran título de la NES en forma de remake. Incluso la serie de animación sobre el que está basado acaba de regresar a la pantalla en forma de reboot. Se trata de Ducktales: Remastered.

El juego original fue un gran éxito, se llegó a convertir en uno de los imprescindibles y dejó muchos momentos memorables. Además de contar con una banda sonora fantástica, como por ejemplo, la icónica melodía del nivel en la luna. En conclusión, las expectativas estaban muy altas.

Esta nueva versión se lanzó en 2013 y fue desarrollada por WayForward, también conocidos por los juegos de Shantae; aunque fue distribuido por Capcom, los creadores originales del juego en 1989.

Este remake de aproximadamente unas 4 horas de duración, nos hará revivir el clásico juego de la NES con unas mejoras considerables y desde casi cualquier plataforma, PlayStation 3, Xbox 360, WiiU, PC, y dispositivos móviles.

Life is like a hurricane, here in DuckBurg ♪♫

Scrooge McDuck (o Tío Gilito en España) es el pato más rico del mundo, ¡pero quiere serlo más! Cuando se hace con la pista de cinco tesoros legendarios no duda en ir a por ellos, aunque estén escondidos en lugares exóticos y peligrosos o en la mismísima Luna.

Esta historia bien podría haber sido un capítulo de la serie (o varios) ya que cada nivel representa una aventura y la caza de un fabuloso tesoro. Encontramos aventuras en el Amazonas, Transilvania, Himalaya o incluso en la Luna. Además nos enfrentamos a los antagonistas típicos de la serie como los Beagle Boys, Mágica De Spell o Flintheart Glomgold.

En definitiva, es un videojuego muy fiel a la serie en la que está basado. Es cierto que la serie procede de una colección de cómics, pero el videojuego surge de la serie animada y no del cómic. Se puede apreciar por el diseño de los personajes, o la aparición de algunos que solo salieron en esta, como por ejemplo Bubba.

Aunque ahora no solo tendremos que diferenciarlo de la serie y los cómics, sino de la serie antigua y la nueva. Se ha estrenado recientemente el reboot, y esperamos que siga siendo tan bueno como lo ha llegado a ser este remake.

Más hábil que los habilidosos

Una de las frases más icónicas de Ducktales es la autodefinición de Scrooge, “Más fuerte que los fuertes, y más listo que los listillos” y ha demostrado que lo es, pero ¿se ven bien implementadas sus habilidades en el juego para que pueda seguir siendo así?

El juego nos presenta unas mecánicas clásicas y sencillas, nos encontramos ante un plataformas 2D de la vieja escuela. Avanzar, saltar y atacar; no hay mucha más variedad pero a veces es mucho mejor algo simple, fluido y bien implementado; que no algo complejo y excesivo que impida una buena conexión con el juego.

Es decir, no tiene un abanico de movimientos, y tampoco power’ups, pero tiene lo justo y necesario para poder disfrutar de una aventura poniendo a prueba nuestras habilidades. Incluso en esta versión pulen su fluidez, haciendo más ameno el salto cuando estamos dentro de vagonetas.

El control más destacable se basa en el uso del bastón, que se ha llegado a convertir en todo un icono y ha sido imitado posteriormente por personajes como Cranky Kong en Donkey Kong Conuntry: Tropical Freeze.

Un botón te hará saltar, y una vez en el aire, otro hará que saques el bastón, convirtiéndose en nuestro modo de ataque. Scrooge pondrá el bastón bajo sus pies, se apoyará en la parte superior y lo usará para ir rebotando por el suelo y las cabezas de nuestros enemigos. De este modo podremos incluso pasar por zonas peligrosas como los mortales pinchos plataformeros.

La otra forma de usar el bastón es pegándose al borde de una roca o muro. De esta forma, Scrooge sacará el bastón como si fuera un palo de golf y golpeará al objeto. Algunas piedras saldrán disparadas pudiendo herir al enemigo, mientras que otras veces servirá para encontrar secretos ocultos.

¡A la caza del tesoro!

Cada mundo (o nivel) en Ducktales es un excelente escenario de aventuras. Mundos variados y exóticos, desde un templo en mitad del Amazonas, al castillo de Duckula en Transilvania. El juego consigue no caer en la monotonía, ofreciendo también enemigos y bosses exclusivos para cada zona. El único “pero” que le pondría, es que aunque hay muchos enemigos originales y propios de la serie, hay una gran cantidad que son demasiado “típicos”. Una araña, una serpiente o un murciélago son posiblemente de los enemigos más gastados para los plataformas 2D de la época.

En la sala principal, se nos muestran cinco niveles y debemos elegir a cuál ir. El orden es indiferente, podemos escoger libremente, aunque en este remake se ha añadido un sexto nivel al que solo se puede acceder al completar los 5 anteriores, el Monte Vesubio.

En cada uno de ellos deberemos avanzar derrotando enemigos, recogiendo objetos, tesoros, derrotando mini bosses, y un jefe final. Eso sí, el camino está lleno de pequeños secretos: pasadizos ocultos, cofres escondidos y montones de diamantes camuflados.

Es cierto que hay algunas bifurcaciones y tendremos que explorar un poco, pero generalmente los niveles son muy lineales. Pero aunque sea un camino mayormente recto, la gracia está en no saltarse ninguno de los secretos o cofres escondidos por ahí.

Diferencias con la versión de NES

El remake ha intentado ser lo más fiel posible al original. Ha cogido el juego y lo ha actualizado manteniendo su base. Los cambios más evidentes están en los gráficos y la banda sonora.

Para empezar, la música es excelente, pero no era muy difícil conseguirlo ya que su versión original en 8 bits ya era fantástica; solo debían ponerla al día.

Con los gráficos han hecho un fantástico trabajo, han convertido a todos los personajes en HD imitando a la perfección su look de la serie animada. Pero donde hay más trabajo es en el escenario y el background. Han dado vida a cada una de las zonas, y aun siendo 2D, transmite una sensación de profundidad.

Han trabajado minuciosamente en este apartado, añadiendo pequeños detalles para lograr representar cada escenario. Quizás esta era una de las cosas en las que el juego original fallaba un poco (por limitaciones de la época) y este remake lo ha solucionado.

No debemos olvidar las novedades relacionadas con la narrativa. Ahora hay muchos más diálogos y dando más tiempo en pantalla a los personajes secundarios como por ejemplo a GizmoDuck (Pato Aparato). Además de incluir el doblaje original de la serie. Incluso Alan Young con 94 años, fue al estudio a dar vida una vez más al pato más rico del mundo.

En términos jugables, tampoco se han quedado cortos de añadidos. Los bosses han sido modificados, especialmente el jefe final del juego añadiendo nuevos ataques. Los niveles también han cambiado, ahora son más largos ya que han incluido misiones de recoger ciertos objetos para poder avanzar, que se traduce en tener que recorrer nuevos caminos o enfrentarse a nuevos mini bosses.

Incluso hay 2 niveles totalmente nuevos. La bóveda que funciona a modo de tutorial; y el nivel final, un volcán llamado Monte Vesubio.

¡Ducktales! ¡Woo-oo! ♪♫

En conclusión, este juego es un buen ejemplo de remake bien hecho. Mantiene la esencia del original haciendo los añadidos justos y necesarios. Mejora gráfica, adaptación de la música, controles pulidos, una historia más sólida y algún que otro nivel nuevo y más enemigos y misiones.

Un plataformas 2D de la vieja escuela con muchos secretos y tesoros ocultos por descubrir.

0

Inicio Foros Juegos cortos: Regresando a la aventura con Ducktales: Remastered

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Jordi Muntaner hace 1 mes, 3 semanas.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.