El balón ya ha echado a rodar en FIFA 18 para dar comienzo a una nueva temporada de fútbol. Bajo la sombra de la duda sobre si será ‘el mismo juego de siempre’, EA Sports da un golpe sobre la mesa y cambia de forma sustancial la jugabilidad. Este nuevo año también trae mejoras gráficas, nuevos modos de juegos y características para que FIFA siga siendo el rey del fútbol.

Tras pasar unas primeras horas probando las novedades que trae FIFA 18, el juego nos dejó un buen sabor de boca. En cuanto a la jugabilidad, este título no se parece en nada a su predecesor. Ahora no solo es necesario tener habilidad en ataque, si no que también tendremos que trabajar duro en defensa. Algo que parece lógico pero que no se cumplía en FIFA 17. Aspectos como el control del balón y la habilidad en el pase cobran importancia en un título en el que saber conducir el balón desde atrás hace ganar muchos puntos.

Este cambio en la jugabilidad llega acompañado de una mejora sustancial de la CPU para los partidos offline. En las dificultades más altas llegan a ser prácticamente inapreciables las diferencias entre la máquina y una persona. Además, cada partido es un mundo, y la variedad de partidos puede llegar a ser infinita en función de los jugadores, la alineación o la táctica que use la CPU. Squad Battles saca el máximo rendimiento de esto y promete ser un modo muy interesante para jugadores con menos tiempo, peor conexión, o que prefieren el offline.

Gráficamente da un pequeño paso adelante respecto a FIFA 17, se han incorporado nuevos elementos gráficos como cambios en la iluminación, mejora del público en las gradas, nuevos grafismos y elementos físicos en los estadios como hinchables de publicidad, además de detalles como papel lanzado desde la grada al césped.

Aún así, encontramos muchos pequeños fallos que dan la sensación de juego inacabado: los rótulos con los nombres de jugadores desaparecen de forma aleatoria durante el partido, los dorsales de los jugadores se cambian también de forma aleatoria sin poder hacer nada y el minimapa sólo muestra dos colores ahora, indistintamente del color de las equipaciones: el blanco para el equipo local, y el negro para el visitante, algo que genera confusión y convierte al elemento en inútil durante el partido. A esto se suma que se ha eliminado la posibilidad de jugar de forma cooperativa local a los modos no competitivos de Ultimate Team, algo que no entendemos ya que supone eliminar características que ya estaban presentes en títulos anteriores.

Vemos algunos detalles que hacen más cómodo el juego online como la expulsión por inactividad o por encajar 3 goles o más en propia portería. Esto ahorrará mucho tiempo a aquellos que tengan la mala suerte de cruzarse con un rival dispuesto a fastidiar. Sin embargo, estas dos características solo están presentes en Ultimate Team y no en otros modos online como Temporadas o Cooperativas. De la misma forma, nuevas opciones como programar sustituciones antes del partido sí están en estos últimos pero no en Ultimate Team. FIFA 18 tiene una buena base pero le falta pulir lo que tiene.

No todo es Ultimate Team

A pesar de que Ultimate Team se ha convertido en el principal reclamo del juego, no hay que dejar de lado el resto de modos que están presentes en FIFA 18. El modo carrera ha incorporado una novedad como las cinemáticas interactivas en las que podemos negociar con otros clubes el traspaso de jugadores. Las primeras veces resulta llamativo y atrae, especialmente cuando el juego ha replicado las caras de entrenadores como Mourinho o Wenger, entre muchos otros; pero que no tarda mucho en hacerse repetitivo. Y eso es todo. El modo carrera es exactamente el mismo que encontramos en títulos anteriores, algo que decepciona por el potencial que tiene esta modalidad de juego.

En Clubes Pro, donde podemos crear a nuestro propio jugador y competir con él y con nuestros amigos en partidos online de hasta 22 jugadores a la vez, encontramos más novedades. Se ha rediseñado por completo el sistema de mejora de habilidades: podemos subir nuestra velocidad, habilidad de tiro, regate, etc. con fichas que vamos consiguiendo según nuestro rendimiento en el terreno de juego. Las posibilidades de mejora son muy variadas y esto hará que las diferencias entre los jugadores sean mayores. Además, esta temporada tenemos la opción de tener tres configuraciones distintas de nuestro jugador, por si queremos variar de posición de un partido a otro, algo que es un buen añadido por parte de EA.

Alex Hunter recorre el mundo

Con este título, llega una nueva temporada de El Camino, donde nos convertiremos en Alex Hunter y competiremos contra los mejores equipos del mundo. El modo historia fue la gran apuesta de EA en FIFA 17 y ha resultado ser un acierto. En esta edición, podemos personalizar -dentro de unos límites- la apariencia de Alex Hunter y el catálogo de equipos y jugadores presentes en la historia se amplía más allá de las islas británicas.

A pesar de esta expansión de El Camino, nos encontramos con la misma sensación de la temporada anterior: el juego crea una ilusión de que nuestras acciones tienen relevancia sobre la historia, pero nos acabamos encontrando en un guión lineal en el que aunque metamos cinco goles por partido no seremos la estrella del equipo si eso supone romper la historia programada.

FIFA 18 ha sido analizado en Xbox One

0

Inicio Foros FIFA 18 – Sigue siendo el rey

Este debate contiene -1 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Alejandro González hace 1 mes, 3 semanas.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.