Burnout Paradise reparece diez años después de su lanzamiento original con una remasterización publicada por Electronic Arts para adaptarse gráficamente a la actual generación de consolas y ofrecer una resolución de hasta 4K. EA marca un precio de 40 euros para esta remasterización de un título que ya ha cumplido la década y nos preguntamos si merece la pena ese gasto.

En este artículo no pretendemos señalar los defectos y virtudes de Burnout Paradise en su aspecto jugable, ya que lo que nos ofrece la remasterización es exactamente el mismo título, con todo el contenido adicional incluído y con la única diferencia de la mejora gráfica. La conducción es arcade puro, permitiendo olvidarse de tocar el freno, tenemos el nitro que tanto recuerda a Need for Speed y un mundo abierto en el que nuestra misión es golpear y destrozar nuestro vehículo a la mayor velocidad posible.

La versión original de Burnout Paradise es jugable en Xbox One gracias a la retrocompatibilidad, por lo que este título no es nuevo en la generación de Microsoft. En la versión que llegó a Xbox 360 y PlayStation 3 nos encontramos con un juego que tiene una resolución de 720p. Burnout Paradise Remastered ofrece la misma experiencia en PlayStation 4 Pro y Xbox One X a una resolución nueve veces mayor y rinde a los mismos 60 fps que su versión original. ¿Esto justifica un gasto de 40 euros?

Es posible que los fans de este videojuego estén dispuestos a pagar el precio de esta remasterización, pero lo cierto es que el salto gráfico no es tan alto como cabe esperar. Si tenemos en cuenta que Microsoft publicó una actualización para Forza Horizon 1 en Xbox One X que ha dado un rendimiento similar al que ofrece Burnout Paradise Remastered, pesa como una losa que el primer caso se resuelva en forma de actualización gratuita y por la segunda se nos cobre 40 euros.

Burnout Paradise se pudo descargar de forma gratuita en PlayStation 3 tras el hackeo al Plus en 2011 y en Xbox One y Xbox 360 en 2016 cuando se añadió a la retrocompatibilidad. El título original se puede adquirir a un precio irrisorio para aquel que no le importen los gráficos. La diferencia con las versiones base de PlayStation 4 y Xbox One es mucho menor, por lo que su compra en estos casos estaría aún menos justificada.

En conclusión, el salto en resolución y poco más -pues las texturas, sombras e iluminación parecen mejorar muy poco, por no decir nada- hace difícil justificar la compra de Burnout Paradise Remastered. Para aquellos que vayan a disfrutar de este tipo de conducción arcade y busquen una experiencia en 4K, es posible que la oferta sea atractiva. Para todos los demás, el Burnout Paradise de 2008 seguirá siendo suficiente.

Burnout Paradise Remastered se lanzará en PlayStation 4 y Xbox One el 16 de marzo.

Versión analizada: Xbox One X

0

Inicio Foros Burnout Paradise Remastered: ¿merece la pena?

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Alejandro González hace 4 meses, 1 semana.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.