Xbox ha anunciado este martes que Assassin’s Creed IV: Black Flag y Divinity II – The Dragon Knight Saga ya son jugables en Xbox One a través del programa de retrocompatibilidad de la plataforma. Estos dos títulos se unen a los más de 400 que completan la lista de juegos de Xbox 360 y Xbox de primera generación que se pueden disfrutar en la última consola de Microsoft.

Assassin’s Creed® IV

Corría el año 1715. Los piratas dominaban todo el Caribe y habían establecido su propio gobierno. Entre estos hombres destacaba un joven y altivo capitán llamado Edward Kenway. Su lucha por conseguir la gloria le granjeó el respeto de leyendas como Barbanegra, pero también le sumergió en una antigua lucha que amenazaba con destruir todo lo que los piratas habían creado.

Divinity II – The Dragon Knight Saga

¡Vive todas las andanzas del Caballero Dragón en un gran RPG que incluye la aventura completa y remasterizada de Ego Draconis más la nueva Flames of Vengeance! Explora Rivellon, un mundo de fantasía devastado por una guerra de siglos. Como último representante de los temibles Caballeros del Dragón, domina tus nuevos poderes para acabar con la amenaza que acecha sobre el reino desde las sombras. Sigue tu camino a través de un mundo inmenso y vivo; el destino de sus habitantes depende de cada una de tus decisiones. ¡Crea y desarrolla tu personaje con toda libertad, especialízalo y consigue grandes poderes para cumplir con tu destino!

0

DEJA UNA RESPUESTA

Comenta!
Introduce tu nombre